Casa VI: La Salud y El Trabajo

Casas de Tierra
Casas de Tierra

Triángulo: Material
Elemento: Tierra
Cualidad: Cadente
Hemisferios: Inferior-Occidental
Signo: Virgo
Opuesto: Casa 12

La Casa 6 representa el trabajo, la rutina cotidiana y la salud. Es la casa de Virgo. Nos habla del tipo de trabajo que podemos realizar, de qué forma podemos servir a los demás, de nuestra actitud frente a las obligaciones cotidianas y la subordinación.

Es nuestro comportamiento y actitud en el trabajo y hacia nuestros compañeros, jefes o subordinados. Está relacionada con los hábitos y costumbres del día a día y con la forma en que administramos nuestro tiempo para llevarlos a cabo. También guarda relación con la salud y los planetas que se encuentren en la Casa VI hablan de las enfermedades.

La Casa 6, en el estudio de la Astrología, está asociada con la dinámica de trabajo (organización, rendimiento, vínculo con los colegas, deberes, obligaciones), los cuidados personales y hábitos de salud, rutina de vida, aptitud de servicio, interacción con auxiliares (electricistas, albañiles), y la administración del tiempo.

Asimismo, esta zona hace referencia a la productividad, cómo es la interacción con el personal subordinado, dolencias crónicas, propensión a enfermedades, higiene, tratamientos y terapias favorables, la casa de los hermanos y el trato con proveedores (en caso de negocios).

Aquí, encontramos la relación con las mascotas, los obstáculos o alicientes a la hora de encontrar trabajo, el cuidado del hogar (sea ejercido por el sujeto u otro), el altruismo, la disciplina y las labores realizadas en equipo.

Los talentos estudiados en la Casa 2 y la Casa 5, son retomados en este emplazamiento, esta vez bajo la concepción de cómo utilizarlos en actividades productivas, o de carácter altruista (aporte a terceros).

En este punto de la carta, también se habla de la integración a los grupos de trabajo, la armonía interior que se refleja en el exterior (bienestar), las tareas que se hacen sin esperar recompensa (o por reconocimiento, en baja vibración).

La relación con el propio cuerpo es otro de los aspectos resaltantes de la Casa 6, al igual que la alimentación, los ejercicios, la inteligencia práctica (el pensamiento lógico se vincula a la Casa 3), cómo te cuidas, y cómo planificas tus rutinas.

Vinculada al signo Virgo, el elemento Tierra y el planeta Mercurio, la Casa 6 sigue a la Casa 5 en sentido antihorario (contra reloj), como parte de la segmentación de la carta astral (o mapa natal) en casas astrológicas.

Los planetas

Sol en casa 6: la forma de expresión y autoafirmación en el mundo es a través del orden, y se valorizan mucho los temas que tengan que ver con la limpieza, la higiene personal, el cuidado de los objetos y los espacios. Se vive para el trabajo, se cuida del cuerpo y se respetan los procesos. Hay mucho orgullo con respecto a las actividades y hábitos que se realizan con regularidad. Con malos aspectos el nativo va a exagerar en estas mismas cuestiones llegando a obsesionarse con la pulcritud, la puntualidad, el detallismo y en el tema salud hasta mostrando rasgos hipocondríacos  y paranoicos. 

 Luna en casa 6: acá es distinto a la posición del Sol porque para que haya dedicación al trabajo hay una necesidad de sentir apego emocional. Si no es algo que se ama, entonces no hay compromiso, no hay búsqueda de la perfección. Sólo se es responsable con aquello que da seguridad y que es familiar. Las mascotas toman mucha relevancia en la vida del nativo porque lo ayudan equilibrarse emocionalmente. También puede envolverse románticamente con colaboradores del trabajo o gente vinculada al campo sanitario o técnico.  Bajo malos aspectos la vida privada se ve demasiado expuesta en el ámbito laboral por ejemplo, o se tiende a somatizar cuestiones emocionales. 

 Mercurio en casa 6: el trabajo o rutinas que hagamos tienen que ser mentalmente estimulantes para mantener nuestro compromiso y rigurosidad. Hay una necesidad de ser un individuo multifunción y ocupado en varias actividades que muchas veces sólo generan demasiada ansiedad que desemboca en síntomas físicos, y esto se ve peor con malos aspectos. Es importante realizar alguna rutina que relaje la mente y el cuerpo como por ejemplo Yoga. Ojo con chismotear en el trabajo, eso no termina bien. Tener libertad de acción va a ser muy importante para no entrar en posturas defensivas.

 Venus en casa 6: relaciones románticas y/o de amistad en el empleo, el gimnasio, con el médico, etcétera. Tiene que tratar de no caer en excesos y cuidar de su salud. No sea perezoso, haga ejercicio físico. El mejor atributo es la diplomacia en el trabajo, sobre todo si las personas allí son difíciles de tratar. Cuesta cumplir con las obligaciones regulares, y por eso el nativo se siente más a gusto en tareas que tengan que ver con la estética o el arte por ejemplo, ya que contará con muchas habilidades técnicas para esos temas. Es bueno que nos encante algo, pero también lo es ser productivo en ello. 

 Marte en casa 6:  Marte se siente bastante bien trabajando acá, ya que toda esa energía de acción está puesta al servicio de la productividad y la eficiencia. Al nativo le gusta resolver, le gusta ser útil, quiere mejorar su técnica y progresar. Es alguien habilidoso, organizado, capaz y se nota. No necesita que le digan lo que tiene que hacer, es autosuficiente y conoce sus responsabilidades. Si está mal aspectado entonces nos habla de una personalidad conflictiva o autoritaria en el trabajo. No le gusta que lo manden pero tiene que entender el lugar que ocupa y no armar peleas innecesariamente para crear un ambiente tenso. Es bueno que descargue su ira haciendo algún deporte o actividad física.

 Júpiter en casa 6: Ésta posición habla de mucho placer y entusiasmo en cuanto al cuidado de uno mismo y del trabajo. Al nativo le gusta saber sobre dietas, ejercicios, tendencias deportivas, etcétera, y también se mete de lleno en sus responsabilidades. Con malos aspectos lo que podríamos observar es fanatismo con respecto a cualquier tema de esta casa. Por ejemplo una exagerada necesidad de pulcritud o un despotismo muy fuerte con los colegas. Básicamente conductas extremas que causan desequilibrio y problemas.

 Saturno en casa 6: a veces el nativo confunde responsabilidad con miedo, porque una cosa es cumplir en el trabajo porque simplemente es lo que tenemos que hacer y otras es hacerlo para aparentar y ocultar nuestros sentimientos verdaderos respecto a esa tarea, que pueden ser que uno odie su oficio por ejemplo. Entonces puede haber una sensación de sentirse atrapado en el día a día, haciendo que todo sea  pesado y el ambiente se sienta opresivo. La necesidad de imponer un orden inalterable y perfecto es miedo a perder el control. Esto puede ocasionarle muchos problemas con sus colaboradores que lo perciben como alguien inflexible. Tiene mucha capacidad y responsabilidad, pero tiene que evitar someter a otros porque si no se va a sentir y quedar muy solo.

 Urano en casa 6: El nativo no siente comodidad siendo subordinado, sino más bien mucha opresión y ahogo. Tiende a somatizar toda esa ansiedad que le genera cumplir con responsabilidades. Se maneja mejor en ambientes en donde puede ser creativo y con espacios lo menos restrictivos posible. Si no tiene estas posibilidades entonces es muy probable que quiera cambiar de empleo y rutinas cada cierto tiempo por miedo a la monotonía y el encierro. Tiene que manejar la inconstancia y sus miedos o si no nunca va a poder realizar sus metas o estar bien de salud.

 Neptuno en casa 6: con Neptuno acá el orden se hace casi imposible de llevar a cabo, al igual que una dieta equilibrada o conservar un empleo. Comete muchos errores por omisión que lo meten en problemas debido a que en el fondo no se quiere hacer cargo de sus responsabilidades (sobre todo si trabaja en algo que no le gusta). El nativo puede ser víctima de engaños o habladurías en el trabajo o el gimnasio. No debe confiar en tal dieta/ejercicio sólo porque está de moda, o en tal colaborador si apenas lo conoce.  Estas personas más que nadie son terriblemente sensibles a las drogas y cualquier hábito nocivo para el cuerpo. Si no quiere hacerse cargo de algo, es mejor decirlo de frente y no evadirse con conductas destructivas.

 Plutón en casa 6: Mal aspectado nos da personas con mucha hambre de poder que celan a sus compañeros de trabajo o son muy autoritarios con sus subordinados, por poner ejemplos. También puede generar obsesiones con el cuerpo o con ciertas dietas/ejercicios, miedos irracionales a enfermar o envejecer, etcétera. En buenos aspectos se ve una enorme dedicación y capacidad para evolucionar procesos productivos y un gran compromiso no sólo con el bienestar físico sino también con el psicológico.