Tipos de Agua para la magia

El agua, como líquido elemental, es la sustancia de la vida. Los nueve primeros meses de nuestra existencia transcurren inmersos en el agua dentro del seno materno. Dos terceras partes del cuerpo humano es agua. Necesitamos el agua para saciar la sed, para limpiarnos, para preparar los alimentos, en general está vinculada esencialmente a la vida cotidiana y a nuestra posibilidad de supervivencia como seres humanos. El agua es algo sagrado, un don del cielo que se nos regala gratuitamente y es conocida en sus tres estados.

El agua de las fuentes, cascadas, estanques, lluvia, manantiales, cenotes, lagos o ríos es venerada y divinizada en múltiples formas y menudo representa la frontera entre este y el otro mundo.

Como elemento mágico el agua se vincula con las emociones, los sentimientos, la vida, la purificación, la sanación. Es la sangre de la diosa que atraviesa todo dando vida.

Desde la antigüedad, nuestros antepasados consideraban sagrado al elemento agua y dependiendo del lugar donde se encuentre le atribuían una deidad y se le consideraba curativa, en gran medida, por los minerales que contienen.

En magia podemos usar con diferentes fines el agua proveniente de los distintos lugares en que se hallan, siempre invocando y solicitando la ayuda de los elementales que habitan en ella.

Agua de mar: por su contenido de sal y dado que esta purifica y elimina la negatividad, el agua de mar se puede utilizar para limpias, hechizos de sanación. Esta agua tiene una energía fuerte y transformadora por ello podemos usarla también para limpiar objetos o para cuando queremos realizar magia para dejar ir aquellas cosas, pensamientos, emociones del pasado que nos siguen afectando en el presente. Con el agua de mar solicita la ayuda a tritón, las sirenas, oceánides.

Agua de río: el agua de río es dulce, se mueve rápida y enérgicamente pero en ocasiones esta en completa calma por ello puede ser usada para renovarte con la luna nueva agregando un poco al agua de baño, también podemos usarla para sanar enfermedades o cargar objetos mágicos con su energía invocando a las hadas lavanderas que habitan en los ríos.

Agua de pozo: desde la antigüedad a los pozos se les ha asignado una cualidad mágica y hemos visto que existen lugares a donde las personas acuden a pedir deseos a cambio de una moneda. La energía del agua de pozo es lenta pero con ella podemos limpiar herramientas que serán usadas para adivinación, solicitando la ayuda de los guardianes del pozo poder pedir un deseo o ver aquellos que necesitamos conocer.

Agua de manantial o naciente: El agua de manantial es pura de forma natural, contiene minerales que le dan un sabor característico. Ésta agua se usa para trabajos de sanación, purificación y limpias porque su energía es espiritual y femenina. Solicita ayuda de las ninfas para trabajar con esta agua.

Agua de lago: Es propicia para la magia Feérica. Invoca a la dama del lago para pedir su ayuda en tus trabajos mágicos y lograr tus deseos.

Agua de lluvia: se usa para creatividad, para abundancia, trabajo, cambios. Su energía es fuerte y en ocasiones muy enérgica. En muchos lugares se invocan a los guardianes de las nubes y la lluvia para pedir que caigan sus aguas sobre la tierra y dar vida a los cultivos, en México nuestros antepasados invocaban a Tláloc, señor de las lluvias, del agua celeste.

Granizo: éste es agua en estado sólido proveniente de las nubes, tiene una energía masculina, muy fuerte y en ocasiones destructora, por ello se usa en trabajos de transformación, liberación, karma, enfermedades. Invoca a los elementales, guardianes de las nubes y el hielo.

Nieve: Este tipo de agua es femenina, suave, lenta y espiritual. Se usa para pedir deseos, amor y armonía en el hogar, esperanza. Invoca a las hadas de la nieve, ellas custodian la naturaleza en la época invernal.

Hielo: el hielo es usado para congelar situaciones que nos afectan, grandes peligros o daños, úsala en rituales de protección. Invoca al gigante del hielo de la mitología nórdica.

Rocío: esta agua ha poseído significado como dados de fuerza y protector de la belleza. Se usa para trabajar amor, belleza, creatividad, sueños, inspiración. Se invoca a las hadas para pedir su asistencia.

Cenotes y dolmen: dolmen  significa ‘mesa grande de piedra’, es una construcción megalítica consistente, generalmente, en varias losas clavadas en la tierra en posición vertical y una o más losas, a modo de cubierta, apoyadas sobre ellas en posición horizontal. El Cenote es una cavidad a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos o en gruta que se conectan entre sí, formados tras los derrumbes de techo de una o más cuevas. Estas aguas de los cenotes se cargan con los poderes de la tierra, de la lluvia, de las rocas, de los minerales de las grutas o cavernas, de la flora y fauna que transitan por ellas. En México tenemos inmensidad de ellos. Su energía es tranquila pero llena de poder. Las aguas concentradas en las rocas del dolmen y la de los cenotes son usadas para meditación, adivinación y poderes psíquicos. Invoca y pide asistencia al Gran Espíritu cuando trabajes con ellas.

Finalmente, el agua de estanques, agua de grifo o embotelladas: éstas aguas por lo regular no se utilizan debido a que se consideran (por algunos) muertas  porque no fluyen, están estancadas, no se renuevan y su vibración se vuelve de baja frecuencia.  Pero como en las ciudades no siempre podemos contar con algún manantial cerca, río, lago, cenote, etc., por ello en ocasiones tenemos la necesidad de usarlas por lo que primero deben exorcizarse con la sal, elemento purificador y eliminador de negatividad invocando la asistencia del elemental de la Tierra. Recuerda que, de preferencia se usan en caso de emergencia y de ser así este es una forma en cómo deben trabajarlas.

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop