Diosa Epona

Nombres: Epona, Épona, Hipona, “Gran Yegua”

¿Quién es Epona?

Es una diosa pancéltica equina por tanto siempre se le representa junto a caballos.

Etimológicamente, el nombre de Epona está relacionado con el caballo puesto que su nombre pudiera significar «Équido Divino» o «Diosa Equina» o “Gran Yegua”. Epona se dice que deriva del inferido Proto-Celtic ekwos que significa ‘caballo’ y que es la interpretación de la relación de tres elementos ‘ep’ (caballo), ‘on’ (que usualmente se traduce como “grande” o “divino”), y el sufijo femenino ‘a’: literalmente, “caballo – divino – femenino”.

Antiguamente los caballos eran venerados por su belleza, fuerza, velocidad, bravura y vigor sexual pero además fue un símbolo de aristocracia para los caballeros. El caballo para los romanos era muy importante, tanto que le dedicaban un día de celebración.

Durante la ocupación romana de Gran Bretaña el culto a Epona (celtica) se unió con el de Rhiannon (galesa) y Macha (irlandesa) por ello puede ser un poco difícil de construir. Ella es la única deidad celta conocida que fue adoptada casi en su forma original por el Imperio, solo tuvo pequeños ajustes a su lista de atributos.

Quieres saber acerca de Rhiannon, ve aquí

Quieres saber  acerca de Macha, clic aquí

Por otra parte, Epona también se ha vinculado al culto de las fuentes, existen leyendas en donde se sugiere que las fuentes podían surgir cuando los animales divinos pateaban la tierra. Se dice que la diosa podía hacer nacer un manantial con un galope de casco en tierra. Se la puede encontrar en los saltos de agua, los rápidos de los ríos porque el sonido que se emite resuena como relinchos de manada salvaje. Por lo anterior también se le ha asociado con grandes olas de mar rodeadas de espuma; y estas aguas refrescantes se asocian a la curación.

Atributos y roles

Epona es considerada como una diosa de la soberanía, de la fertilidad, proveedora de la abundancia y protectora tanto de caballos, ponis, burros y mulas; como de quién los monte. Otro aspecto de la Diosa Epona era el de la muerte debido a la creencia antigua de que los caballos eran guías de almas. Fue patrona de los oficiales de caballería, de echo existieron monedas en las que se muestra a la diosa con cabeza de caballo. Por último, se le atribuye el don de la sanación.

Por lo general, se la representa sentada sobre un caballo cabalgando como una amazona, o montada sobre una yegua, de pie en medio de una manada de caballos o alimentando a potros. Su atuendo es un manto sobre la cabeza y una diadema, aunque a veces puede ir desnuda. Sus atributos principales son una pátera, cestas de fruta o maíz, el cuerno de la abundancia entre las manos, posiblemente este último sea un añadido romano a su iconografía que la relacionan con la abundancia.

Origen mítico

No hay mucha información acerca del origen de esta deidad, pero se dice que nació de un hombre llamado Fulvius Stellus que era conocido por su odio hacia las mujeres, se dice que éste tuvo relaciones con una yegua, y que poco tiempo después esta dio a luz a una niña. La madre fue quién dio el nombre de Epona a la deidad.

Se cree que este relato solo es una metáfora que hace referencia a una diosa con la capacidad y poder para transformarse en caballo, y que Stellus también pudo haber sido algún dios que violo a la madre de Epona, lo cual explicaría la referencia que se hace al odio a las mujeres.

Agesilao fue un historiador griego que escribió acerca de este mito, no se sabe nada de él personalmente, y solo fragmentos de su trabajo han sobrevivido a través de los escritos de Plutarco; y desafortunadamente, no hay forma de saber de dónde sacó la historia de Epona, o cuántos años tenía cuando la encontró.

Bajo este contexto se tiene lo siguiente en relación con el nombre Fulvius Stellus. Stella en latín significa «estrella” por tanto el nombre podría haber sido una referencia a la «estrella en ascenso». Con un juego de palabras Fulvio se convierte en la palabra latina fulvus que significa «amarillo rojizo». Combinado con la palabra stella, el nombre alterado describe una estrella muy específica: Rigil Kentaurus («Pie del Centauro»), ahora conocida como Alfa Centauri: la tercera estrella más brillante en el cielo en la constelación del centauro (en la mitología griega Quirón). Este podría ser un origen mítico digno de la Diosa Caballo: la «hermosa niña» nacida de una yegua.

Honrando a la diosa

Cientos de altares, inscripciones y estatuas de la diosa fueron encontrados en las regiones del antiguo Imperio Romano. En la isla de Mackinac, Michigan, Epona es festejada cada junio con la bendición de caballos y otros animales y el Desfile de Epona y Barkus. Cabe mencionar que, en esta isla la principal fuente de transporte sigue siendo el caballo

Para pedir la asistencia de Epona, puedes poner un altar con las representaciones indicadas en el apartado «Atributos y roles» (una imagen de la diosa, la figura de un caballo, cesta de frutas, etc), se pueden colocar rosas, se dice que los romanas las colocaban en su honor junto a su imagen o en los cuellos de los caballos o mulas. Enciende una vela en su nombre, crea una oración que incluya el motivo por el cual pides la asistencia de la diosa, que van desde limpiar el entorno de energías negativas, protegernos cuando vamos en alguno de sus animales protectores por su puesto, pero hoy en día pedimos su protección cuando nos transportamos ya sea en auto, avión, barco, etc., podemos pedirle que nos cure de alguna enfermedad, guía para el alma, fuerza, belleza. También puedes meditar con ella pensando en tu intención para invocarla.

La diosa espera que la honres viviendo en armonía actuando acorde a lo que dices, tratando con respeto, honestidad y justicia a sus animales protectores, a ti mismo y a los demás.

Quizás quieras leer también: