Diosa Rhiannon (Parte I)

Nombres: Rhiannon, la gran reina

En una de las diosas del panteón galés. Parte de su popularidad deriva en que podemos construir una historia casi lineal de su vida y lo que realizo, suceso poco frecuente en las deidades celtas. Rhiannon es hija de Hevydd Hen, escrito también como Hefeydd el Viejo, Heveidd Hen

La historia de Rhiannon fue escrita en la Alta Edad Media, cuando las historias románticas de caballería y lo sobrenatural eran populares. De ésta diosa se habla en la Primera y Tercera Rama de Mabinogi, e indirectamente en la Segunda Rama.

En la Primera se dice que un día durante un banquete, Pwyll, gobernador de Dyfed al sur de Gales, decide escalar el misterioso Monte de Arbeth del cual se dice que cualquier noble que se siente en la cima de este monte o sufría una herida o contemplaría una maravilla. Al respecto Pwyll tuvo una visión en la que una mujer ricamente ataviada monta una yegua blanca a paso lento, Pwyll intrigado manda jinetes para averiguar; pero por más rápido que cabalgaban los jinetes nunca podían alcanzar a la dama a pesar de que ésta iba con su andar lento. Pwyll al ver el fracaso de sus mensajeros cabalga tras la dama pero de igual forma sólo consigue agotar a su caballo sin siquiera acercarse a ella. En su desesperación, Pwyll le grita: “Señora, por el amor de quien usted ame más, ¡le ruego que se detenga!”. Ella se detiene, gira hacia Pwyll y le dice: “Si me hubiera pedido detenerme antes, hubiera sido mucho mejor para su caballo”. Pero la verdadera razón de que ella se haya detenido se debe a que Rhiannon ya había visto a Pwyll, estaba enamorada de él y sus intenciones eran casarse; lo cual consiguió.

En algunas versiones se cuenta que Rhiannon tomaba forma de una atractiva mujer para seducir a los hombres desprevenidos y luego desvanecerse en el viento para nunca volver a ser vista. Y en otra versión dice que llevaba a los hombres a la muerte justo cuando se daba la vuelta y revelaba su cara.

Tiempo después de haberse casado, Rhiannon, da a luz a un niño al cual secuestran en su primer noche de vida. Las criadas, que debían cuidarlo, se quedaron dormidas y al darse cuenta de que el niño desapareció para salvarse de la muerte acusan a su señora: mataron a un cachorro de sabueso, esparcieron huesos al lado de Rhiannon y embarraron de sangre la cara y manos de ésa; cuando ella despertó, le dijeron que ella misma lo había devorado por la noche y las había vencido a ellas con la fuerza de su furia. Pese a que Rhiannon negó todo, las mujeres insistieron en esta historia. Cuando llego a oídos de Pwyll no quiso encerrarla y en su lugar le impuso como castigo que todos los días y durante siete años ella debía esperar en la caballeriza, a la entrada de la fortaleza y ofrecerse a cargar en su espalda a los visitantes. Al cuarto año un noble llamado Teyrnon (Teirnyon) Twrf Liant llego con su hijo adoptivo Gwri Goldenhair, a quien había encontrado e recién nacido a la puerta de su hogar, justo después de que su yegua favorita había parido un potrillo la Víspera de Mayo. Rhiannon sentada junto a la caballeriza les dice “Caballeros, no sigas avanzando. Sobre mis espaldas los llevara al palacio, pues es mi castigo por matar y devorar a mi propio hijo”. Teyrnon y Gwri se negaron y entraron. Más tarde al escuchar la manera en que Rhiannon había perdido a su hijo, Teyrnion se da cuenta de que Gwri es el heredero perdido y en el banquete ofrecido por Pwyll para él lo declara. Los presentes reconocieron al muchacho como hijo de Pwyll y Rhiannon y ella exclamo “Por el cielo declaro que, si esto es verdad, mi tribulación ha llegado a su fin”. (Tribulación tiene como sinónimos angustia, congoja, pena, pesar, sufrimiento, etc. y en ingles  se traduce como Pryderi). Después de esa exclamación, se dice que acordaron el nombre de Gwri apartir de ese momento sería Pryderi y fue educado en toda noble ocupación y destreza; y a la muerte de su padre ocupo su lugar en el trono de Dyfed.

En la siguiente parte, les contare acerca de las historias de Rhiannon descritas en la Segunda y Tercera Rama del Mabinogi. (parte II)

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop