La diosa Brigit y santa Brígida

Para los paganos, este es el Sabbat de homenaje a la diosa Brigit. Ella es una de las pocas deidades paganas que ha sobrevivido en la religión cristiana como una santa. La diosa Brigit y santa Brígida de Kildare son el mismo personaje. ¿Pero hay aquí un sincretismo o una coincidencia?

Santa Brigida

Santa Brígida de Kildare continua siendo hoy en día una de las santas más grandes y veneradas de Irlanda. Es una santa de las iglesias católica y ortodoxa (a no confundir con Santa Brígida de Suecia). Su historia, al menos su historia cristiana, se inicia en 451 con su nacimiento en Dundalk, en el condado de Louth, en Irlanda. Santa Brígida murió en 525 en Kildare. Sus fieles la conmemoran el 1° de febrero.

Su padre era un rey pagano escocés y su madre una esclava cristiana bautizada por san Patricio. La llamaron Brígida (Brigit) en homenaje al principio femenino de los celtas. Ya desde su nacimiento, que habría coincidido exactamente con la salida del sol, Santa Brígida dio muestras de su inclinación milagrosa; la casa natal estalló en llamas poco después del evento. Cuenta la leyenda que estas llamas eran tan grandes que alcanzaron a tocar el cielo. No pasó mucho tiempo para que sus padres notaran sus tendencias piadosas, pero fue cuando alcanzó la madurez que la vocación religiosa de Brígida se habría hecho evidente, y los milagros comenzaron a suceder. El día en que se ordenó como monja, una columna de fuego brotó de su cabeza. En otra ocasión su aliento devolvió la vida a un muerto y la cruz de juncos que tejió para un moribundo probó ser un remedio eficaz contra los incendios que aún hoy es utilizado.

Bajo inspiración divina construyó una ermita bajo un gran roble para dedicarse a la meditación. Alrededor de ella se agruparon numerosas mujeres que le rogaron crear un monasterio y ponerse al frente de él en tanto que madre superiora. Así ella fundó un convento (aprox. 513), del cual ella fue abadesa y en cuyas cercanías se formó la ciudad de Kildare. Adopta para ese convento la regla de san Cesáreo bien extendida en esa época. Este convento fue el primer monasterio doble de Europa que reagrupaba monjes y monjas. A su muerte, santa Brígida fue sepultada en Downpatrick junto a los santos Patricio y Colomba, que son los otros santos patrones de Irlanda.

La abadía de Kildare, fue fundada sobre lo que antiguamente fuera el santuario druida de Cill-Dara o ermita de los robles. Pero la santidad de Brígida se extiende más atrás en el tiempo, en la época céltica irlandesa. En sus mitos, ricos en imágenes y significados, ya aparecía Brígida, entonces llamada Brigit, como una diosa muy venerada y asociada a la festividad de Imbolc.

Como se menciona más arriba, en la mitología céltica hay un principio femenino conocido bajo el nombre de Brigit o Brigantia. Brigit es esquemáticamente la madre, la esposa y la hija de otros dioses. Su nombre se encuentra representado con diferentes grafías y se manifiesta bajo la forma de innumerables avatares.

Quizás también quieras leer: El Mito y la Leyenda de Brigid

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop