Sueños Lúcidos

Los sueños lúcidos son aquellos sueños donde somos conscientes que es un sueño, esto nos da oportunidad de actuar o gobernar sobre estos, sabiendo que no hay riesgo que pase algo debido a que es un sueño, por esto también son llamados “sueños conscientes”.

La sensación de este “evento” es imposible de describir, porque en cada persona se refleja de manera distinta y tiene efectos diferentes, aunque suene a charlatanería o un pensamiento esotérico, se han hecho estudios cerebrales en pacientes que dicen experimentarlo y los resultados arrojan conclusiones interesantes.

Hay diferentes etapas de lucidez dentro del sueño consciente:

  • Estado pre-lúcido, sentimos que algo no está bien, está fuera de la realidad pero no logramos gobernarla y podemos despertar.
  • Bajo nivel de lucidez, sabemos que estamos soñando, pero de un momento a otro somos absorbidos de nuevo en la inconsciencia del sueño.
  • Alto nivel de lucidez, sabemos que soñamos, sentimos y percibimos todo nuestro alrededor incluso podemos interactuar con él, no perdemos la consciencia de estar en un entorno onírico, muchos han experimentado realizar cosas como volar o sumergirse en el agua sin respirar.
  • Lucidez absoluta, se alcanza una consciencia absoluta del sueño incluso de cuando se está quedando dormido, no hay saltos ni vacíos en la continuidad de la consciencia y se tiene un control absoluto sobre el sueño.

Uno de los primeros pasos para conseguir los sueños lúcidos es recordar lo soñado, para esto lo primero es aclarar la mente antes de dormir, enfocándonos en la respiración y con técnicas de meditación básica, conciliar el sueño y al otro día al despertar tomarse unos minutos para recordarlos y si es posible anotarlos o grabarlos para estimular al cerebro a recordar más detalles de este.

Ahora reconozcamos los signos de que estamos soñando, revisando tus apuntes o grabaciones de los sueños te darás cuenta que hay temas repetitivos o patrones en tus sueños, puedes empezar a clasificarlos y darte cuenta cuando aparezcan en tus sueños.

Ya recordando tus sueños hay diversas técnicas que te ayudarán a lograr los sueños lúcidos pero antes de explicarte es bueno que sepas que debes ser constante y no frustrarte ya que estas técnicas pueden o no funcionarte, debes tener una consciencia clara de ti mismo y crear hábitos, habiendo dicho esto, estas son las técnicas.
Técnica MILD. (Mnemonic Induced Lucid Dream) en español sus siglas significan inducción mnemónica de sueños lúcidos, fue dada a conocer por Stephen Laberge, es sencilla de aplicar cuando despiertas de un sueño y te dormirás otra vez antes de dormir otra vez debes recordar el sueño que tuviste, y después crear una intención, repitiendo una frase como por ejemplo “Me quedaré dormido y voy a soñar, recordare esto y seré consciente de que estoy soñando” debes crear una intención con esto, así que aplica todo lo que sabes para lograr esto.

Cuando sientas que has creado la intención ahora visualiza el sueño recordado e imagina todo lo que recuerdes de él y sitúate dentro e incluso haz algo, como volar. No permitas que tu mente divague, concéntrate en el ahora e intenta sumergirte en el sueño. Repite estos pasos las veces necesarias.

Técnica WILD. (Wake Induced Lucid Dream) sueño lúcido inducido desde la vigilia, consta de dos pasos, la relajación, emplea la técnica de relajación que domines más, no olvidando aplicarla a todo el cuerpo y ser muy consciente de la respiración, busca tu propio método y practícalo.

El segundo paso es, la atención, al sentirte relajado razonablemente, mantente consciente sobre el aquí y el ahora, hay varias técnicas para esto, una de ellas es hacerte consciente de lo que está ocurriendo en tu mente pero desde un papel de testigo, sin involucrarte intentando separar cuerpo y mente, para que al momento de sentir que se está entrando al sueño dar un paso y entrar en él. Si no eres de los que crea cosas con su mente al momento de la relajación puedes hacer conteos mentales para darse cuenta al momento que te quedas dormido.

Esta es una de las técnicas más difíciles y se desarrolla a partir de la práctica y la constancia, no desesperes déjate llevar y disfrútalo, ¿cómo sabrás cuando lo conseguiste?, simplemente lo sabrás.

Técnica chequeo de la realidad. Esta técnica es simple, es crear el hábito de checar si se está soñando o no, si lo haces de forma repetida y consciente, con el paso del tiempo te percatarás que también lo harás durante tus sueños y lograrás darte cuenta que estas soñando. Pero ¿cómo asegurarse si se sueña o no? Recuerdas la película de Inception, algo así puedes tener un amuleto o bien, simplemente es sabiendo que se puede hacer en el sueño y que no, sabiendo que no puedes leer mientras sueñas, intenta ver en tu celular algún texto o bien cuenta tus dedos, con esto podrás saber cuándo estas soñando y cuando no.

Técnica WBTB. Wake back to bed o en español despierta y de vuelta a la cama, es sencillo lo primero que debes hacer es programar tu despertador para dormir 6 horas aproximadamente, esto porque las últimas 2 horas que faltan para completar el ciclo de 8 horas son las que tienen más actividad de sueño, al despertar lee sobre el tema de sueños lúcidos esto para rodearte de pensamientos relativos a la lucidez onírica. Cuando sientas que tu mente está llena de esta información regresa a dormir, e igual que en la primer técnica imagina un sueño e intenta entrar en el de forma consciente.

Todas estas técnicas no son más que ayuda para enfocar tu concentración y gobernar tus sensaciones, lo importante de todo esto es no obsesionarse con este tema y permitir que las cosas fluyan y ser pacientes con uno mismo.

Tener sueños lúcidos es una tarea difícil, así que si logras conseguirla muchas veces la duración es corta, como todo hay que aprender a controlarla para que dure más y sea agradable. No te frustres si no lo logras a la primera se constante y sigue practicando.

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop