San Patricio

SAN PATRICIO (En latin Patricius) St. Patrick

Nacido en Gran Bretaña (Bennhaven Taberniae pueblecito de Escocia que hoy no se encuentra en los mapas pero estaba situado en algún lugar de la región de Northamptonshire) hacia el año (372, 385, 408, 431), Fue hijo de Calpurnius y Conchessa, que eran ciudadanos romanos. Su padre ocupa un alto cargo civil romano por lo tanto se asume que Patricio tuvo una infancia relativamente acomodada. Murió el año (461, 462) en Down, llamado en su honor Downpatrik (Irlanda).

Su nombre tampoco era Patricio, sino Maewyn Succat. Parece que fue él mismo el que decidió ser conocido como Patricio. De hecho, a lo largo de su vida le conocieron por varios nombres diferentes como Magonus, Succetus y Cothirthiacus

Muy joven fue llevado capturado y esclavizado por piratas fue vendido en el norte de Irlanda, obligado a cuidar ovejas durante seis años ahí aprendió el idioma Celta y conoció la actividad de los druidas. Según sus escritos, una noche tuvo un sueño revelador que le indicó que su libertad estaba cerca.

Recobrada la libertad, fue enviado a Francia a realizar sus estudios religiosos. Una vez que concluyó los estudios fue asignado a Inglaterra, pero él quería volver a Irlanda a la edad de 46 años, para convertir a los paganos. Así fue, y se convirtió en el hombre que introdujo el cristianismo en Irlanda. Fue consagrado obispo Irlanda, desplegando extraordinarias dotes de evangelizador, y convirtiendo a la fe a numerosas gentes, entre las que organizó la Iglesia.

Su primer objetivo cuando llegó a Irlanda fue encontrar al Druida Milchu, quien lo había esclavizado de adolescente, pero no para buscar venganza sino para convertirlo al cristianismo. Cuando Milchu se enteró que Patricio volvía a Irlanda se suicidó, aunque no se sabe exactamente por qué. Según sus propios escritos, Patricio quedó «devastado» cuando se enteró.

San Patricio fue un gran obispo misionero que convirtió a toda una tierra del paganismo o religión de los druidas al catolicísimo. Construyó más de 300 iglesias, bautizo a miles de personas y ordenó a 5,000 sacerdotes y monjas logro convertir a los hijos de los reyes de la isla, y, hoy en día, también se le atribuye la fe de los irlandeses.

Fue por este tiempo que nacio la cruz celta, esta fusión entre la cruz cristiana y el circulo (que representaba al sol). El trabajo de San patricio fue sincretista.

La leyenda de San Patricio…

San patricio y los duendes

Los duendes son unos seres mágicos que han dado lugar a todo tipo de leyendas. Además, y a diferencia de otros personajes mitológicos, se habla de su existencia en todos los paí­ses del mundo, con total indiferencia de que pueblos los hubieran habitado antes o la mitología propia del lugar. Aunque en Irlanda no hay muchas historias sobre los duendes, porque tienen los suyos propios: los leprechauns, sí­ hay una leyenda un tanto peculiar.

Una antigua historia relaciona a los duendes con San Patricio, el patrón de todos los irlandeses. Según cuenta la leyenda, tras haber fundado su primera iglesia, invitó a los paganos celtas a convertirse al cristianismo. Después de haber realizado varios milagros, la fe cristiana comenzó a asentarse y a ganar adeptos rápidamente en todo el país. Esta actitud supuso un duro revés para los druidas, que eran los sacerdotes de los dioses paganos, que tuvieron que poner en marcha un plan, ante el temor de que el cristianismo finalmente triunfase y relegase a sus deidades a un segundo plano.

Entonces, los druidas invocaron a una tropa de duendes y la enviaron a la iglesia de San Patricio con la única intención de que le hicieran la vida imposible al monje y a todos aquellos que habían cambiado de fe y se estaban convirtiendo al cristianismo. Lo que hicieron los pequeños seres mitológicos fueron pequeñas jugarretas a los feligreses, que comenzaron a quejarse porque no los dejaban rezar y sufrían un sin fin de desmanes en el templo.

En ese momento el santo decidió hacerles frente, sabiendo que era obra de los druidas. Una vez dentro del templo, los enfrentó con las siguientes palabras: En nombre de Dios Todopoderoso yo los expulso, espíritus impuros. Estas pocas palabras sirvieron para que desterrase a los duendes de la iglesia, y con ellos consiguió que los druidas dejaran de molestar a los nuevos feligreses.

Quizás quieras leer sobre los: Leprechaun

Otras leyendas

Se dice, que fue él quien se llevó a todas las serpientes al mar e hizo que se ahogaran, liberando así al pueblo irlandés de este animal. Cuando llegó a Dublín, profetizó que éste iba a ser un gran lugar e hizo salir un borbotón de agua en forma de fuente natural.

Asimismo, cuentan que un príncipe, que no creía en la resurrección, le pidió que lo hiciera con su abuelo muerto; San Patricio fue a su tumba, oró y el abuelo se levantó… ¡Y así muchas más!

Según el mito, la pequeña planta de tres hojas que hoy es omnipresente en las celebraciones del día de San Patricio lo es porque el santo la usaba para explicar el concepto de la santísima trinidad. Los irlandeses veneraban a tres divinidades y tenían en muy alto concepto el número tres, así que Patrick pensó que usar el símbolo del trébol era buena idea. . El color verde del trébol, además de ser el color característico de Irlanda, hace que en San Patricio hasta la cerveza se tiña del color.

En la actualidad, a Patricius se le conoce como St Patrick, pero en realidad no es ningún santo técnicamente hablando. La iglesia católica no lo ha canonizado, aunque sí que se le venera ampliamente en muchos lugares.

El día de San Patricio comenzó como una celebración religiosa en algún momento del siglo XVII, precisamente para conmemorar la llegada del cristianismo a Irlanda. La fecha era conocida como el día del festín (Feast Day) y se celebraba el 17 de marzo porque ese es el día en el que Patricius falleció.

A principios del siglo XVIII, los emigrantes irlandeses llevaron la festividad a las colonias norteamericanas. Es ahí donde el Feast Day comenzó a convertirse en la jornada que reivindica la herencia y cultura irlandesas que es hoy. A medida que más irlandeses cruzaban el Atlántico, la festividad fue ganando popularidad. Lo hizo tan rápido que el primer desfile del día de San Patricio se remonta a Boston en 1737.

En 1903, el Feast Day se convirtió en fiesta nacional en Irlanda y comenzó a ser conocida como día de San Patricio. Comenzó a celebrarse también en muchos más países ajenos a la órbita de Irlanda o Estados Unidos como Canadá, Argentina, Australia, Suiza o Rusia. Hasta se celebra en algunos lugares de Asia. No existen datos fiables al respecto, pero se cree que es una de las festividades más celebradas en todo el mundo.

En cuanto al color verde, tiene un origen más remoto que simplemente protegerte de pellizcos. Se remonta a los tiempos de la rebelión irlandesa de 1798 en la que los soldados irlandeses adoptaron el color verde en su lucha contra los británicos, que vestían de rojo. Hasta esa guerra, el color asociado al día de San Patricio era el azul. La canción “The Wearing of the Green” de los soldados irlandeses cambió todo eso y convirtió al verde trébol en el color oficial de Irlanda.

Desde que Chicago decidió teñir su río de verde por primera vez en 1962 para celebrar el día de San Patricio, la práctica de decorar la jornada con objetos de este color pasó a formar parte de la cultura general.

De acuerdo, ¿de dónde sale entonces todo el tema de beber? Es una mezcla de contexto cultural, publicidad y estereotipos. Originalmente, el día de San Patricio o Feast Day suponía un levantamiento temporal de la prohibición católica de comer y beber ciertos alimentos conocida como Cuaresma. Eso permitía a los irlandeses disfrutar de un plato típico a base de col y bacon, pero no tiene nada que ver con ponerse ciego a whiskey y cerveza.

Los desfiles de San Patricio son una de las celebraciones más comunes y que más tradición tienen. El primer desfile se realizó en Dublín en 1931.

Pero la fiesta no saltó hasta la década de los 90 al resto del mundo. Irlanda comenzó a utilizar esta festividad como reclamo turístico, para exportar su cultura a otros países. El primer festival se celebró el 17 de marzo de 1996, con tres días de celebración. En 2006, el evento creció hasta los cinco días de fiesta. Actualmente, el desfile de San Patricio más importante se celebra en Nueva York, con más de dos millones de espectadores.

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop