Luna Acelerada 2018: Luna llena en Leo y eclipse lunar

Leo es el signo más carismático de todos, su brillo no deja indiferente a nadie, por lo cual le es muy difícil pasar desapercibido e indudablemente, si lo hiciera, no estaría respondiendo a su naturaleza.

La Luna llena que se aproxima tendrá lugar en este signo, el más ardiente de los tres signos de fuego, el que exhibe la llama,  luminosa y ardiente, proporcionándos su extraordinario calor y brillantez.

Tendremos entonces una Luna intensa que además será protagonista de un eclipse lunar.

Con la Luna en Leo las emociones tienen un papel preponderante, tendemos a ser más efusivos y demostrativos de estas y necesitamos que, de alguna manera, sean reconocidas por los demás, precisando más atención y muestras de afecto de lo habitual.

También solemos ser más generosos en nuestra afectividad, más cálidos, valerosos, extrovertidos y creativos respecto a los contenidos de nuestro mundo interior, siendo posible que nos sea más fácil transmitir a los demás nuestras necesidades, carencias y emociones, así como todo el afecto, nutrición y protección que somos capaces de dar.

Sin embargo, al ser eclipsada pueden surgir con mayor facilidad emociones reprimidas que, normalmente, suelen ser más oscuras, aflorando del inconsciente la sombra de este signo;  así, la generosidad de Leo puede tornarse en egoísmo, la dignidad en orgullo y arrogancia, el brillo y el carisma en ridículo,  el honor en jactancia, la pasión en celos, etc.

Será también más fácil sentirse ofendido o menospreciado en cuanto a nuestra dimensión emocional y afectiva, o en asuntos relacionados con la madre, la familia, la comida y/o el hogar.

Es posible, así mismo, que sintamos que no somos lo suficientemente reconocidos o que nuestros talentos son de alguna forma opacados, pudiendo afectarnos emocionalmente por ello si no somos capaces de gestionar ese contenido egótico de forma asertiva y creativa.

Sin embargo, en esa sombra leonina que aflorará en esta Luna llena eclipsada también pueden emerger emociones positivas muy intensas que estaban reprimidas en nuestro interior y que, por algún motivo no éramos capaces de mostrar o, incluso, experimentar. La Luna acelerada de este año nos da la oportunidad de sanar rencores y dejar atrás cualquier deuda emocional que conlleve algun mal sentimiento hacia algunas personas, es momento de limpiar y dejar ir eso.

Quizás quieras leer sobre lo que se trabaja en luna acelerada para wicca: Luna Acelerada

Tal vez podría tratarse, por ejemplo, de un sentimiento de dignidad que quedó frustrado en la infancia o en algún otro momento de nuestra vida en el cual no fuimos reconocidos, sentimos que no se nos tomaba en cuenta, que lo que hacíamos no era importante, que no se nos expresaba afecto de forma evidente, etc.

Obviamente para hacer consciencia de esa dignidad interior que es importante integrar hemos también hacer conciencia de esa frustración subyacente y ese sentimiento de indignidad  que lo eclipsaba y que nuestro niño interior ha de superar a través de ese adulto que ha sido capaz de mirar dentro de sí como si de un reto heroico se tratase, haciendo acopio del valor propio de este signo.

No hay nada más hermoso que sentir que somos capaces de conquistar nuestro mundo interior con toda su luz y su oscuridad y este eclipse será una buena oportunidad para que la inquieta y juguetona Luna en Leo se de a la tarea.  Para ella descubrir sus ángeles y demonios puede resultar hasta divertido si sabe honrar a cada uno como parte importante del fascinante entramado de su mundo interior.

El Sol además de prestar a la Luna su brillo será también, en este caso, su dispositor, por ser regente del signo de Leo en el cual la madre celeste se impondrá como una reina, eclipsada, pero reina al fin, haciendo gala de su presencia.

Este la dispondrá e iluminará desde el signo de Acuario, donde tuvo comienzo esta lunación, invitándola a atender asuntos relacionados con la amistad, la fraternidad, lo colectivo, la originalidad, lo inesperado, ya sea porque le toque confrontarse o bien, por el contrario, colaborar de alguna manera con estos, como corresponde a la naturaleza de la oposición que es el aspecto en que se encuentran la Luna y el Sol cuando acontece la Luna llena.

Puede, por ejemplo, que sean los amigos o algún amigo en particular, o quizás algún grupo del que formamos parte, detonante/s de ese emerger de intensidad emocional que podríamos experimentar con esta Luna, incluyendo esa poderosa sombra emocional que se evidenciará como resultado del eclipse.

Cierto es aquello que se dice de que, cuando uno brilla, cuando uno se muestra y expresa su potencial da también inconscientemente permiso a los demás para hacerlo y ello puede ser enormemente sanador para aquel pequeño niño creador, frustrado, castrado y/o no reconocido que cada uno lleva en su interior.

Que sepáis aprovechar y jugar sabiamente con la energía de esta Luna llena en Leo que será oscurecida para mostrarnos aspectos insospechados o menos conocidos de su poder creador y para que prestemos atención a esos reclamos que nuestra alma nos hace de forma contundente y dramática a fin de que podamos hacer consciencia de todo el potencial que habita en ella y que por algún motivo no hemos sabido honrar y reconocer.

Esta luna también es una luna azul, quizás quieras leer sobre ello: Luna Azul

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop