El Ajo

Nombre Latín: Allium sativum.
Significado: Cultivo quemado.
Otros nombres: Ajete y Rocambola.
Planeta: Marte.
Signo zodiacal: Aries.
Género: Masculino.
Elemento: Fuego.
Deidad: Hécate.
Partes que se utilizan: Dientes.

El Ajo, o Allium sativum, es muy conocido por qué se utiliza mucho para recetas de cocina, también porque tiene muchas propiedades medicinales. De lo más característico sobre el ajo son su aroma y su sabor, ya que son fuertes y penetrantes, a muchas personas puede molestarle el olor tan fuerte que tiene o su sabor; en lo personal me encanta el ajo ya sea crudo o en guisado, para mí su olor y su sabor son muy ricos. Les voy a hablar más sobre el ajo para contarles los muchos usos mágicos y medicinales que tiene.

Para empezar debemos hablar de su fisiología. Sí, ya sé que todos conocemos como se ve el ajo, pero siempre es bueno tener este conocimiento, quizá es de ese conocimiento que tienes y no sabes para qué, pero siempre es bueno tener más conocimiento.

Fisiología

El ajo es una planta perenne con hojas planas y delgadas de hasta 30 cm de longitud, sus raíces alcanzan fácilmente profundidades de 50 cm o más, el bulbo (el cuerpo del ajo) es de piel blanca y forma cabezas divididas en gajos (lo que solemos llamarle dientes); cada cabeza de ajo puede contener entre 6 y 12 dientes, cada uno de los cuales se encuentran envueltos por una capa de color blanco o rojizo -sí, esa capa del mal que cuesta muchísimo quitar y es realmente un fastidio.

Si quisieras plantar tu propio ajo puedes hacerlo con uno de los dientes, pues cada uno puede dar origen a una nueva planta ya que en su centro poseen una yema terminal que es capaz de germinar incluso sin necesidad de plantarse previamente, este brote comienza a aparecer luego de los 3 meses de cosechado, dependiendo de la variedad y condiciones de conservación. *Se recomienda sembrarlo durante la luna menguante.

Usos mágicos

  • Sirve para protección, curación, exorcismos, deseo sexual y antirrobos.
  • En los rituales se comía durante las fiestas dedicadas a Hécate y se dejaba en una encrucijada como sacrificio en nombre de esta Diosa.
  • Se lleva encima para proteger de enfermedades.
  • Para contrarrestar enfermedades sólo se tienen que frotar los dientes de ajo frescos y pelados, sobre la parte afectada del cuerpo y luego tirarlos al agua corriente.
  • Colocado en la casa evita la intrusión del mal, aleja a los ladrones, y si se coloca en la puerta repele a las personas envidiosas. Se recomienda colocar en casas nuevas.
  • Se puede usar al estar en altamar para evitar naufragios.
  • Si se lleva consigo protege del mal tiempo y de entes malignos.
  • Cuando merodean los malos espíritus ayuda morder un ajo o esparcir ajo en polvo por el suelo.
  • Si se frota en cacerolas y sartenes antes de cocinar elimina las vibras negativas.
  • Para evitar el mal de ojo se deben atar 7 ajos en un cordel de cáñamo y se cuelgan del cuello durante 7 sábados, con ello se dice que puedes librarte de hechizos para toda la vida.

Se usa para realizar conjuros y hechizos que aumentan la fuerza, la resistencia, la protección y para repeler el mal.

Ritual para que el dinero no falte: Hacer una trenza o corona con un listón rojo y nueve ajos que serán anudados y luego colocados detrás de la puerta principal de un negocio o casa. En el centro de dicha corona que hemos hecho, debe ser pegada una imagen de San Martín Caballero.

Antiguo hechizo para protegerse de la hepatitis: Lleva trece dientes de ajo al final de un cordón colgado del cuello durante trece días; el último día, cerca de la medianoche, camina hasta la intersección de dos calles, quítate el collar y tíralo detrás de ti, regresa tu casa sin mirar atrás

Uso medicinal

En cuanto a sus usos medicinales podemos decir que hoy en día el ajo es una medicina naturista por excelencia, y tiene un extenso uso farmacológico. Es eficaz como antibiótico, combate hongos, bacterias y virus. Se ha usado en pacientes con sida, para tratar una toxoplasmosis, en el control de enfermedades cardíacas ya que reduce el bloqueo de las arterias, reduce la presión arterial y el colesterol, incrementa el nivel de insulina en el cuerpo, controla los daños causados por la arterioesclerosis y el reumatismo. También se relaciona con la prevención de ciertos tipos de cáncer, ciertas complicaciones de la diabetes mellitus, en el tratamiento del estrés y la depresión

El modo en el que debe ser ingerido el ajo cambia de acuerdo a lo que se busca, ya que sus propiedades cambian si está crudo o cocido. Cuando el ajo está crudo y es cortado o machacado se produce una sustancia denominada alicina, la cual tiene grandes beneficios cardiovasculares. Si el ajo es cocinado el proceso de cocción libera los compuestos de adenosina, la cual posee cualidades anticoagulantes y ayuda a reducir el nivel de colesterol.

Su función antihipertensiva, y por lo cual es favorable a la actividad cardíaca, es por la alicina la cual facilita la distinción de las membranas celulares vasculares, disminuyendo de este modo la presión sanguínea y favoreciendo la circulación y el transporte de oxígeno mediante la hemoglobina de los glóbulos rojos a los órganos, lo que implica una menor fatiga para el corazón.

  • Está demostrado que el ajo puede ayudar a prevenir el cáncer y los tumores.
  • Se considera un antibiótico natural.
  • Combate enfermedades virales.
  • Previene los problemas digestivos y las enfermedades del sistema digestivo.
  • Protegen los intestinos de parásitos indeseados que atacan sobre todo el intestino grueso.
  • Previene y combate las infecciones respiratorias como la bronquitis, la laringitis y la faringitis
  • Ayuda a reducir la fiebre en caso de gripe, catarro o resfriado común.
  • Puede combatir la fatiga crónica y aumentar la energía y la vitalidad.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias por lo que ayuda contra el dolor de garganta, dolor dental, úlceras en la boca, otitis y sinusitis.
  • En caso de ser mordido por animales con rabia, serpientes o picaduras de mosquitos es utilizado para neutralizar el veneno y combatir la infección.
  • Reduce los niveles de colesterol en sangre.
  • Protege el sistema cardiovascular de enfermedades coronarias, regula la presión arterial y es apto para personas con hipertensión.
  • Ayuda a reducir los triglicéridos en sangre.
  • Mantiene y reduce los niveles de azúcar en sangre, comiendo un diente o dos en ayunas.
  • Previene la formación de coágulos en la sangre.
  • Tomado con leche o limón es un buen remedio contra las lombrices.
  • Calma el dolor causado por reumatismo si se frota ajo machacado en la parte adolorida.

Contra el insomnio, es bueno comer un diente de ajo al acostarse en la noche.

Toxicidad

Realmente no hay toxicidad tal cual en el ajo. Lo que sí es que se recomienda evitar ingerirlo en dosis elevadas, especialmente crudo o en extractos. Debido a su propiedad anticoagulante puede afectar hemorragias, ya sea una ligera por una herida o por algún accidente, y también puede afectar a las mujeres durante su menstruación ya que puede provocar que tengan un flujo abundante o más de lo normal. De igual forma su ingestión continua y/o abusiva, lo cual quiere decir que se ingieran más de 4 ajos grandes al día, puede provocar una cierta irritación en el estómago y originar dolores abdominales, náuseas, vómitos, diarreas, entre otros. De igual forma se recomienda que no se ingiera ajo con el estómago vacío, ni durante la lactancia ya que le conferirle un sabor desagradable a la leche, pero esto es lo único en lo que afecta porque no se conoce ninguna repercusión grave.

 

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop