El Roble: La fuerza, la estabilidad y la nobleza

Mes lunar: 10 de junio / 7 de julio
Nombre galés: Duir
Nombre Ogham: Oak
Letra: D
Animal: Buho

DUIR Etimologicamente Roble-Duir en lenguaje Ogham- significa Puerta. Es asi que los druidas los consideraban canal de conocimiento y de comunicacion con la divinidad y los seres de la naturaleza. A partir de su nombre gaélico: Druir, deriva la palabra Druida.

Der quiere decir “roble”. Roble proviene de “Der”, en celta, que deriva de la raíz indoeuropea Deria, Dunia, Diria y también Viria. El significado celta del roble incluye atributos tales como: vida, fuerza, sabiduría, nobleza, familia, lealtad, poder, longevidad, patrimonio y honra. Este árbol canaliza una energía que le permite retorcerse sobre sí mismo.

Druida quiere decir: “el que aprende del roble” y Druidesa “la que guarda el roble”

Los Druidas llamaban al roble con el nombre “Duir”, cuya traducción es “puerta” y la tradición indica que los celtas espiritualmente avanzados, a través de este mágico árbol tendrían acceso a los planos etéreos de pensamiento superior que encontraba la puerta de acceso en el roble.

La fuerza del Druída estaba en relación directa con su comunicación con el bosque; era de ese misterioso mundo de la naturaleza de dónde surgía la voz de los dioses; entonces árboles y bosque eran sagrados; y mas aún los calveros del bosque llamados por los celtas “nemeton” o santuarios; éstos eran partes del bosque abiertos al cielo, claros del bosque, dónde el suelo aparecía cubierto por determinadas hierbas y se erguía algún roble solitario, junto al cual se oficiaban las ceremonias

Los Druidas enseñaban que si una persona necesita afianzarse en algún aspecto de su vida, solo de visualizar un roble con en el ojo de la mente, así como verse a si mismo entrando dentro de el para adquirir su fortaleza y sin duda esta la transmitirá y los objetivo serán alcanzados.

Además de los atributos mencionados el roble naturalmente suele atraer a los rayo, propiedad considerada por los antiguos como una señal de conexión con lo divino, principalmente con los dioses principales de ésta cultura que recibían el nombre de “Dagda”.

El Roble simboliza la solidez, la longevidad, la fuerza, y la elevación, tanto en sentido espiritual como material. La tabla redonda del rey Arturo fue cortada del tronco de un roble de 6 metros de diámetro datado en el siglo XII y que se encuentra en el museo Británico.

ArboledaSobre los robles hay mucha tradición y leyenda relacionada con ellos. Aparte de uno que se llama Herne’s Oak, fue el roble que alimentó los fuegos perpetuos quemados en Kildare (que significa célula de roble) por las sacerdotisas de la diosa Brigit.

La diosa Cailleach se sabía que se escondía en las ramas de los robles aguardando a que pase por debajo algún niño, o cordero descarriado, sobre el que arrojarse.

Quizás quieras leer sobre: Cailleach, Muérdago, Brigit

Los Gálatas se reunían en un bosque sagrado de robles llamado “DRUMEMETON”, se han hallado figuras votivas realizadas en maderas de Roble en ciertos santuarios Galo-romanos. En Irlanda el roble fue importante en las relaciones toponímicas se nombra el “Rennes Dindsenchas” , en referencia al árbol de Mugna un roble que producía tres cosechas de diferentes frutos al año( Manzanas, nueces y bellotas), en Gales el Héroe LLeu tras ser herido, se convierte en águila y se refugia en un roble.

James G. Frazer ha señalado que “el culto al roble, o al dios roble, parece haber sido compartido por todas las ramas del tronco ario en Europa”, esto es, por pueblos que descendían de los indoeuropeos. De hecho, el roble simboliza frecuentemente al “padre de los dioses” en varias sociedades, quizás a causa de su apariencia majestuosa, así como de su tamaño y longevidad, comparados con los de otros árboles. En otras palabras, el roble era un antiguo símbolo falico.

El roble simboliza la fuerza y la libertad, por eso en Guernica, en su plaza principal se yergue un roble para simbolizar la libertad del carácter del pueblo vasco. En cada legislatura, el Lendakari vasco jura su cargo teniendo al roble como testigo.

D de Duir

El roble, el árbol de la duración y el triunfo: sus raíces son profundas y sus ramas muy altas en el aire, haciéndolo símbolo gobernante del cielo y la tierra, el oráculo; así la letra D significa puerta. Sus fechas de florecimiento van del 10 de junio al 7 de julio. De acuerdo al New Age moderno, es el árbol de Zeus, Júpiter, Hércules, el Dagda (el jefe de los dioses irlandeses antiguos), Thor y todos los otros dioses del trueno; así como Jehová y Alá.


Es de este árbol la Rama Dorada, referida por Sir. James Frazer en su compendio antropológico de magia y religión comparativa del mismo nombre, que se refiere al sacrificio humano del Rey-Roble de Nemi (celebrado el 24 de junio, día de San Juan). El roble también es la representación de los opuestos en la Diosa Blanca: creación y destrucción, lo que mira hacia atrás y hacia adelante.

Características del Signo: El Estabilizador

Los robles son generalmente conocidos como el signo más fuerte y estable del zodiaco celta, y siempre se mantienen positivos y optimistas a pesar de los desafíos y las luchas que la vida les presenta. No solo se recuperan después de la tragedia, sino que normalmente son los que se ponen de pie y son una voz valiente para los desamparados vulnerables y oprimidos.

Los nativos de roble están llenos de conocimiento y sabiduría y disfrutan difundiéndolos a otros, razón por la cual a menudo toman carreras como maestros, asesores, consejeros, o por qué son padres maravillosamente informativos e interesantes.

El Hada del Roble

Hogar de hadas, el roble y  la encina está presente en multitud de hechizos y quizá uno de los más interesantes es el de dar suerte en los negocios al que porte sus bellotas.

Por supuesto, la magia siempre es complicada y no basta con llegar y llenarse los bolsillos para que venga la buena suerte, sino que es necesario un pequeño ritual. Primero, recolectarlas en domingo, día en el que las fuerzas mágicas son más fuertes; segundo, hay que quemarlas hasta reducirlas a polvo. Este material, hay que meterlo en una bolsa de seda de color amarillo, que es lo que será el amuleto. Si la leyenda se cumple, el portador de esta bolsa recibirá todo tipo de bondades.

Es mucha importancia del roble en el mundo féerico,  pues el roble ha quedado en el imaginario colectivo como el refugio de las hadas. Sara Boix Llavería, en su obra Elfos y hadas en la literatura y el arte, nos cuenta lo siguiente:

«Los robles están repletos de hadas, ya lo dice un refrán inglés: “Las hadas están en los viejos robles”, y ya los antiguos druidas les rendían culto. Los bosquecillos de robles están encantados cuando los jóvenes especímenes rebrotan de los tocones de árboles talados; un bosque es así de peligroso cuando se ha puesto el sol. Pero todavía es peor cuando el bosque ha sido talado tres veces y está lleno de campánulas. Los matorrales que surgen de los robles abatidos están repletos de los espíritus furiosos de estos árboles maltratados, y uno no debe acercarse a ellos»

Tanto el roble como la encina se consideraban el hogar de hadas, pero mucho cuidado con toparse con ellas, porque las habitantes de este árbol no son las hadas buenas de los cuentos, sino las lavanderas que lavan su ropa a medianoche y que dan mal de ojo a todo aquel que se encuentre con ellas por la noche.

 La encina (quercus ilex) es un árbol omnipresente que abunda en la Península Ibérica y que forma parte del folklore popular en cuentos, leyendas y, por supuesto, conjuros mágicos. Alrededor de la encina se celebraban aquelarres y para las brujas era un árbol que portaba una carga maléfica.

Balanos (del griego βάλανος ʻbellotaʼ) es el nombre del antiguo hamadríade del roble. En magia sexual se le  invoca para pedir protección, prosperidad, suerte en los viajes, compasión y nobleza de espíritu. Se puede trabajar con Balanos el tema de la confianza, la entrega y el sacrificio, y pedirle que te ayude a tomar las mejores decisiones en cuanto a la elección de amigos, socios y parejas.

En Galicia (noroeste de España), cuentan que el roble puede tener mala, o buena sombra dependiendo de si sus ramas están entretejidas de manera apretada y tupida. Si al proyectarse la sombra del árbol, ésta no tiene ninguna entrada de luz, es “buena sombra”. Pero si las ramas dejan huecos y la sombra esta rota o quebrada esa es “mala sombra”.

Y las leyendas de la Galicia Celta, siempre mas allá de la historia, cuentan que dentro de cada roble habita una Moura Tejedora, un ser feerico que  vive en las entrañas del roble, que lo cuida y entreteje sus ramas, para que el roble tenga buena sombra, la tejedora debe hacerlo en los primeros días de otoño, mientras las ramas están menos cargadas para que cuando en la primavera las hojas se renueven, ese tejido no deje pasar la luz. Dicen también que ellas tienen la facultad de devolver la salud a quien abraza su tronco sabiendo que esta abrazando a una Moura, a una deidad que reparte energía y fuerza.

Las Mouras son comparables a las driadas. Se cree que son seres benéficos y protectores sobre todo para los niños. Entidades mágicas con forma humana, hermosas y perfectas que tienen su morada dentro de algunos árboles y transitan por los senderos de los bosques, deteniéndose junto a las aguas de los ríos y de las pozas, para contemplar su propia belleza.

La Magia del Roble:

Las Varitas de Magia se hicieron de su madera. Para auyentar a Gunbeolas, Dios de la muerte, en los rituales iniciàticos, los druidas usaban una bara de Roble y oro.
En los rituales de protección se empleaba una rama de roble para hacer un círculo alrededor de la persona que se quería proteger.
Aun persiste la costumbre de tocar madera para la seguridad, por ejemplo, que antes se llamaba a la madera de roble.
Los guerreros, de varias culturas, llevaban roble para la protección, y los viajeros llevaban consigo un pedazo de madera de roble. Si un rayo hería a un roble, sus hojas secas se usaban como talismán para proteger a los soldados.
Quemar las hojas caidas del roble purifica la atmósfera.
La bellota en particular, es un símbolo de la fertilidad masculina. Representa un pene y da el sustento y la inmortalidad. Debe reunir durante el día y utilizarlo en la fertilidad y prosperidad rituales.
Se pueden utilizar las bellotas en los hechizos de protección, la fuerza, el éxito y la estabilidad.
Colocando una bellota en una ventana sirve para alejar el mal y atraer la prosperidad y la buena suerte.
En los rituales de protección se empleaba una rama de roble para hacer un círculo alrededor de la persona que se quería proteger.
Las Agallas de roble, conocidas como huevos de Serpiente, se utilizaron en encantos mágicos antiguos.
La corteza sirve para curtir el cuero y hacer varios colorantes.

El roble es el árbol sagrado para:

Para los romanos, que lo dedicaron a Júpiter
Para los griegos, que lo dedicaron a Zeus
Para los eslavos es su divinidad Perun
Para los lituanos es Perkunas
Para los germanos: Donar
Para los finlandeses: Taaras
Para los nórdicos: Thor
El roble es el dios del cielo, de la lluvia y del trueno.

La Energía del Roble

El roble es a los árboles lo que el león a los animales. El roble está considerado el Rey de los árboles (y para algunas tradiciones la Encina la Reina, para otras es la Haya).

Además de Fuerza y poder, otra de las palabras claves que define la energía del Roble a nivel energético es: LIBERTAD, libertad para recuperar la fuerza y la salud perdida.

Otros de sus significados:

La fuerza divina
La sabiduría
El conocimiento
La fuerza interior y la valentía
La superación de cualquier problema, sobre todo de salud física
La protección a todos los niveles
La recuperación de la confianza en uno mismo
Fortalece el campo áurico (sobre todo cuando se está físicamente cerca de él)
Renueva las fuerzas vitales
Equilibra la energía de todo el organismo tanto físicamente como psíquicamente como energéticamente.
Se considera que su energía es masculina por representar la fortaleza suprema de la naturaleza en el reino vegetal.
Tal es su vinculación con la fuerza, que cuando decimos de alguien que parece un roble aludimos a su formidable salud.

El roble representa en si una leyenda viva que haciendo referencia a todo lo que es verdad, sano, estable y noble. Y aún estando en un robledal o descansado bajo uno de esos ejemplares, a uno le embarga la sensación de estar en contacto con una cantidad vida inmensamente potente, quizás un poco más allá.

Oración Celta

Tal como un árbol. Del cual las raíces penetran en todas las capas profundas de la Tierra y suben hacía el Cielo para elaborar lo que justamente las Fuerzas Divinas le incitan a producir. Te pido árbol del Mundo que mi eje de vida este siempre en expansión y crecimiento, como el tronco de tu árbol.

Capa profunda de mi Tierra. Infunde el Flujo de mi Alma en mi Árbol de vida. Que el árbol de Vida proyectado, Así de mis raíces pueda realizar, El Destino de mis Frutos de toda mi Tierra”
Quizás quieras leer sobre: Las Propiedades del Roble, El Ogham

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.