Runas Armanen

Las runas Armanen o Futhork Armanen están compuestas de 18 Runas. Las primeras 16 runas de este oráculo creado por Guido Von List, tienen su origen en el Futhark Joven que consta de 16 runas, aunque sus nombres son más cercanos al Futhark anglosajón o Futhork, y cabe señalar que tienen alguna modificación en sus formas. Luego a estas 16 runas, Von List descifró dos más  para completar estas 18 runas que, según su visión, estaban cifradas en el poema de la Edda “Rúnatal”, como él llamaba “la sabiduría rúnica de Odín”.

Según Von List, el “secreto de las runas” le fue revelado tras una operación de cataratas que le tuvo ciego durante casi un año, donde se le abrió el “ojo interior” que le reveló el misterio y el secreto de estas.

Las runas Armanen sin duda, tienen una herencia puramente esotérica. Para Guido Von List, estas 18 runas estaban cifradas en el poema “Rúnatal” de la Edda Poetica, (estrofas de la 138 a 165 del Hávamál) y eran reveladas a nosotros por Odín, cuando este se sacrificó en el árbol Yggdrasil. Decía tener el conocimiento esotérico de que el Futhark Armanen de 18 runas era el sistema primitivo, del cual derivaban el resto de runas. Basó este sistema en las 18 estrofas en las que Odín enumera 18 deseos, y le llamó “la canción de las 18 runas”. Las estrofas de la Edda que van de la 146 a la 165, y son la “serie de conjuros” de donde List basó su estudio sobre las runas y de donde creo o “descubrió” el sistema de runas Armanen.

Algunos de sus seguidores pretendían que estas runas eran los modelos primitivos desde los cuales surgieron todas las demás variantes, algo evidentemente demostrable de ser falso. La idea de List no era tanto que fuesen originarias como que hubiesen pervivido a lo largo del tiempo, al igual que lo habían hecho otras muchas cuestiones paganas como las festividades tradicionales o populares. Esto habría sucedido gracias a la labor de los escaldos (skalds), quienes habrían barnizado las tradiciones originales con elementos cristianos para evitar su completa desaparición. No obstante, cuestionó el valor primordial de muchas runas ya que en lengua teutónica habría fonemas impronunciables, y también estudió otros muchos símbolos de origen celta y germánico, a los cuales dotó de una nueva identidad, como las esvásticas, las cruces, trísqueles, trifolios, ruedas, junto a otros símbolos heráldicos, lo que reunió bajo el nombre de kala (como runa originaria, símbolo vacío y falsamente desencriptado), y que luego atribuyó a las propias runas ligadas, “separadas” posteriormente. Todo esto acabó desembocando en el pensamiento de una vida, o al menos una élite, de corte militar, orientada como el pensamiento guerrero vikingo. De hecho, la denominación “armanen” se corresponde con lo que List interpreta como una jerarquía de reyes-sacerdotes que hubo en los antiguos pueblos germánicos.

El Secreto de las Runas (1908) es, ante todo, una obra esotérica muy personal, aunque con una visión cosmogóniga. Según List, el futhark original contaría con 16 runas, como el futhark joven (alfabeto rúnico escandinavo con sólo 16 caracteres rúnicos en lugar de 24), en el cual se basa, y no veinticuatro. Pero en el Hávamál aparecen 18. De este modo, el futhark armanen contiene 18 runas, mezcla del futhark joven y otras modificadas o de nueva creación por el propio List, como Gibor. List considera que este Edda es del s.VIII a.C, aunque los estudiosos no coinciden en esta apreciación. Considera las runas como un sistema jeroglífico, en cuanto a su origen, no como letras ni como escritura, sino como símbolos o signos sagrados, con un valor sustantivo en sí mismas. Dividió los distintos grupos rúnicos en dos grupos diferenciados, las Buchstaben-Runen, las runas derivadas en un sistema de escritura y, por otra, las Heilszeichen-Runen, las runas sagradas, divinas, oraculares, mágicas: es decir, esotéricas Las runas armanen se convierten en arquetipos místicos de la mutabilidad y la unión en un Todo místico. Por ello se mantiene que las lecturas y simbologías no pueden entenderse sino dentro de una misma visión u objetivo, así como deben tener en cuenta la forma del conjunto, como se verá más adelante. También encontramos en su obra una visión dualista del universo. Casualmente, y como se pudo ver en el artículo sobre la magia rúnica antigua también desarrolló un tipo de magia consistente en la repetición vibratoria de los fonemas rúnicos.

Pretendía también que los símbolos rúnicos procedían de las posturas de ciertos sabios antiguos que conocían las poses y partes corporales que eran mejores para recibir y canalizar las energías y conocimientos universales, que pasaron a representarse sobre piedra o madera para evitar su pérdida – a pesar de que esto choca, evidentemente, con el análisis del sistema de escritura. Sin embargo, guarda relación con otras experiencias descriptivas ocultistas, como ocurría en el caso de los sigilos (enlace). Siegfried Adolf Kummer (1899-¿?) y Friedrich Marby (1886-1966) ambos runólogos, desarrollaron a posteriori esta idea de gimnasia rúnica, uniéndolo a la danza y la música, sistemas que Stephen Flowers utilizaría más adelante (1984).

En su obra presenta cada runa acompañada de la estrofa del Rúnatal, la parte final del Hávamal donde Odín habla sobre la obtención de las runas a través de su sacrificio, y del Ljóðatal, donde se habla  de sus encantamientos (versos 146 – 165). List interpreta tales textos como conjuros o al menos sentencias mágicas. Los significados que da a cada runa son en verdad palabras que hace derivar de raíces lingüísticas, como se verá, no siempre constatables ni aceptables. A esto añade una breve reflexión sobre su visión, claramente supremacista germánica, y su significado, que, resumidos y comentados, se exponen a continuación. El texto acompañante de cada runa, incluyéndolas estrofas asociadas, pueden variar según las ediciones, que se han sometido a múltiples revisiones, académicas o no.

El alfabeto rúnico Armanen es totalmente distinto al Futhark tradicional, y aunque utiliza algunas grafías iguales, nada tienen que ver con ellas.

Quizás quieras leer sobre: Guido Von List

Si quieres puedes descargar para leer: El Havamal

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop