Formas de Pensamiento

Forma del pensamiento de la Música de Gounod, según Annie Besant y C.W. Leadbeater en Formas de Pensamiento (1901).

Una forma de pensamiento o thoughtform es un concepto equivalente a tulpa dentro de la tradición ocultista occidental. El conocimiento occidental acerca de este concepto se cree que tiene como origen una interpretación del concepto tibetano. La forma del pensamiento en este caso, está relacionada con la filosofía y práctica de la magia occidental.​

El ocultista William Walker Atkinson en su libro El Aura Humana describe las formas del pensamiento como simples objetos etéreos que emanan del aura que rodea a las personas, generándose a partir de sus pensamientos y sentimientos.​ Walker Atkinson desarrollaría su definición de las formas del pensamiento en su siguiente libro, Clarividencia y Poderes Ocultos. El libro explica cómo los practicantes de lo oculto experimentados pueden producir formas del pensamiento a partir de su aura, que sirven como proyecciones astrales que pueden, aunque no tienen por qué, parecerse a la persona que las proyecta, o como ilusiones que sólo pueden ser vistas por aquellos con “sentidos astrales despiertos”. ​

Quizpas quieras leer sobre: Annie Besant, C.W. Leadbeater, Teosofía, Clarividencia

La teosofísta Annie Besant escribió un libro titulado Formas del Pensamiento, describiéndolas en detalle. El libro divide en tres clases a las formas de pensamiento

  • Formas con el mismo tipo de la persona que las crea.
  • Formas que recuerdan objetos o personas y pueden llegar a “poseer un alma” de “espíritus naturales” o de los muertos
  • Formas que representan “cualidades inherentes” de los planos astrales o mentales, como las emociones.

En la actualidad “forma de pensamiento” (thoughtform) sigue en uso, refiriéndose a entes que habitan en la mente de un individuo (tulpas, soulbonds, amigos imaginarios, etc) independientemente de su grado de autonomía.

Magia Mental y Formas de Pensamiento

El Todo es mente; el universo es mental. El Todo es el conjunto totalizador. Nada hay fuera del Todo.

Ley del Mentalismo, Kybalion

Una forma de pensamiento es algo más que un simple pensamiento, y en realidad es un cuerpo de Manas formado un organismo que tiene por alma un pensamiento y que es lo que le da carácter a esa forma. Es mucho más poderoso que el pensamiento, porque todo el vasto cuerpo del Manas es movido por el pensamiento que ejercita todas las fuerzas latentes en él.

Todo el carácter de la forma de pensamiento es debido al pensamiento que le sirve de alma, le da carácter a la forma y es la causa de que actúe consistentemente en el pensamiento animador.

Muchas ceremonias religiosas se llevan a cabo con el fin de generar formas de pensamiento, y donde cierto número de personas está concentrando sus mentes en uno y el mismo pensamiento, construyen una forma de pensamiento de una fuerza tremenda, porque si el pensamiento es el mismo, no importa cuántas mentes lo proyecten, simplemente acumulará la fuerza de esas mentes, pero seguirá siendo el mismo pensamiento acumulado el Manas que se proyecta por el pensamiento de esa multitud de personas y al mismo tiempo reuniendo el Manas del plano mental, cuyas vibraciones lo capacitan para acumularse y formarse así un cuerpo, así es como se hace poderoso.

Esas formas de pensamiento pueden, con el transcurso del tiempo, hacerse visibles, al grado de que no sólo los clarividentes, sino la gente ordinaria, puede verles también. La forma que asumen es aquella del pensamiento, o más bien, la idea que tiene en la conciencia la persona que está pensando. Por lo tanto, si vamos a verificar un servicio en el templo en alguna iglesia, donde una gran devoción, mucha concentración devocional y también mucha concentración intelectual son reunidas en el acto, podremos ver que se eleva una forma de pensamiento que será del tipo de adoración del servicio y enseñanza de esa iglesia.

Para que la forma de pensamiento pueda ser producida, el pensamiento deberá estar asociado con la idea de la forma y como en el pensamiento abstracto no hay forma, no pueden producirse esas entidades en él. Muchos dicen que vemos lo que no existe, que por la concentración vivida de la imaginación, deseando ver una cosa, la veremos, exista o no, esto es un error. 

La forma existe y esta concentración de la imaginación, realmente ha producido una forma que se ve en ese estado de concentración; simplemente descubrimos algo que hemos creado. Muchas personas tienen tal poder de concentración que son capaces de producir formas de pensamiento que se hacen visibles inmediatamente a ellos y son sus propias ideas y pensamientos. Con mucha frecuencia son formas animadas que pueblan la atmósfera circundante y que parecen seres reales. Las llamadas alucinaciones, las más de las veces, no son sino estas formas que se hacen más o menos visibles. Pero el punto más importante es que esas formas trabajan, que producen efectos estimulando pensamientos semejantes en otras personas y obligándolas a pensar igual, haciendo ese trabajo que han empezado en ellos mismos.

Quizás quieras leer sobre: Magia Mental, Tulpa

Deja una respuesta