Herramientas: Varita Magica

Las Varitas

En el más simple de los casos, es un palo de madera o una elaborada creación de varios materiales con cristales y diseños de unos 45 o 50 centímetros que sirve para dirigir las Energías Mágicas, aunque de una manera diferente a la del Athame.

Algunas Tradiciones usan la Varita para manejar las energías, realizar hechizos o dibujar el Círculo, o puede ser usada para simbolizar el elemento del aire o del fuego (el que no haya sido representado por el Cuchillo).

En nuestra tradición la varita representa el elemento del aire. Su genero no se expresa, aunque de tener alguno nosotros lo consideramos masculino, tanto por su forma fálica como porque el aire es el elemento de la facultad lineal y lógica del lado izquierdo del cerebro.

Hay muchas brujas tradicionales que utilizan varas, que podríamos decir que son una representación, a escala más pequeña, de la horca de las brujas de la

Se trata de un utensilio mas ‘tranquilo’ que el cuchillo ritual y la espada. Como dice el Libro de las Sombras: ‘Su función es convocar y controlar ciertos ángeles y genios a los que la espada mágica no podría convocar.’ Se comunica por invitación, no por mando. Cuando la varita y el látigo se sujetan en la Posición de Osiris el látigo representa la severidad y la vara la misericordia.

The Key of Salomón (Las llaves del Rey Salomón) dice que la varita deberá ser ‘de madera de avellano o de nogal y en cualquier caso será virgen, es decir, con solo un año de crecimiento’. Además, habrá de ser cortada con un solo golpe, durante el día de Mercurio (es decir, el miércoles), al amanecer’. Esta es la tradición mágica universal que también siguen los brujos. (Existe una tradición que insiste en que el ‘único golpe’ deberá hacerse con una hoz de oro, aunque nos parece algo difícil de cumplir.) Para ciertos rituales (como la ceremonia en Imbolg de ‘Bienvenida a Brid’ —Los ocho sabbats de la brujeria) se emplea una vara fálica. La nuestra consiste en un palo normal de nogal rematado con una pina de pino y con dos cintas, una blanca y otra negra, entrelazadas a través como las serpientes de un caduceo La longitud tradicional de una vara se mide desde el codo a la yema del dedo de su dueño. Para un conventículo, una media practica alcanza las dieciocho pulgadas.

Origen de la Varita

Hay quienes atribuyen el origen de la varita al origen de la propia existencia del hombre, cuando se utilizaban palos o garrotes que servían como arma o símbolo de fuerza y poder a los primeros homínidos, hace unos 6 o 7 millones de años.

Sin embargo, el origen de la varita como símbolo mágico, se remonta al antiguo Egipto, donde el poder de los magos era considerable, al igual que su reputación. Sus métodos curativos se recogieron en muchos libros de medicina, siendo la magia curativa y la del amor las expresiones más populares de este arte. En un papiro egipcio de inspiración mágica se representa a Set, un dios demoníaco, con una larga vara en la mano izquierda.

En la antigua Roma, al portador de una varita mágica semejante se le llamaba baculatus, nombre que proviene de baculum, la vara de los adivinos romanos; he aquí el origen de la imagen del mago con su varita mágica.

Los Druidas Celtas creían que los bosques eran la fuente del conocimiento. De hecho, el término galés Dru-Vid se usa para designar “el roble de la sabiduría”. Así, los druidas fabricaban varitas mágicas de las ramas del sagrado tejo, del  avellano y del fresno. Pensaban que con ellas podrían usar ese saber de los árboles con fines sobrenaturales.

Como elaborar nuestra Varita

1.   Elegir de qué tipo de madera:

Roble: Longevidad, magia
Abedul: Energia del amor
Avellano: Magia blanca
Fresno: Curar y magia
Pino: Fertilidad
Manzano: Abundancia
Jazmin: Amor
Laurel: Proteccion
Eucalipto: Curacion
Acacia: Magia blanca
El árbol de su preferencia.

Nota: El árbol de Sauco no debe considerarse, es un árbol sagrado o el árbol de la muerte.

  • Darse una vuelta por donde se encuentre el árbol de su preferencia debemos elegir una rama que mida la distancia que hay desde el codo interior hasta la punta del dedo corazón.
  • Debemos de agradecer a la naturaleza el tomar nuestra vara. O si la tomas del árbol tienes que pedir permiso para tomar la rama y darle una ofrenda.
  • Debemos preparar nuestra varita: raspamos la corteza, o capa externa. Le damos forma, la lijamos, le hacemos la punta.
  • Debemos darle un nombre y ponerlo en nuestra varita con algún alfabeto.
  • Hay que integrar los elementos a nuestra varita (Aire, agua fuego y tierra)
  • Tenemos que consagrar nuestra varita.
  • Para la decoración de nuestra varita tenemos que escoger nuestros materiales de energías positivas.

Recordemos que nuestra varita es una extensión de nuestra mente y nuestra mano y mente.

Quizás quieras leer sobre otras herramientas como: Caldero, Copa

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop