La limpieza de los cristales

 Todos los cristales,cuarzos, gemas, piedras, antes de llegar a nuestras manos ya vienen impregnados de ciertas energías que pudieran interferir en nuestro trabajo mágico. Por lo que es importante someterlos a un proceso de limpieza o purificación para después programarlos y así ser utilizados en nuestro trabajo mágico que deseamos llevar a cabo.

La limpieza es un proceso rápido que permite eliminar cualquier influencia pasada que los cristales o piedras pudieran tener y con esto cambiar la vibración y pueda ayudarnos en nuestro deseo. También después de lograr nuestro objetivo pueden ser reutilizadas, para ello es indispensable volverlas a limpiar y purificar.

Existen diversos métodos que puedes utilizar, aquí te mostraremos las técnicas más utilizadas para la limpieza de tus cuarzos, cristales, gemas y piedras; así que escoge el que te resulte más cómodo ya que todos son igual de efectivos.

  1. Agua de mar: puedes utilizar el agua de mar o realizar una solución con sal marina, en donde en un recipiente de cristal sumergirás tus cristales durante 24 hrs. , posteriormente enjuagalos al grifo del agua.
  2. Barro o tierra: entierra el cristal en arcilla o en tierra común por 7 días, posteriormente sacalos y puedes utilizarlos así o de igual manera enguajarlos en el grifo de agua.
  3. Luz del sol: coloca los cristales en un recipiente de cristal y colócalos bajo el rayo del sol, es indispensable les de el sol directamente, esto podrás realizarlo durante 3 días.
  4. Agua corriente:  Es preferible realizarlo en un río donde en una bolsita de algún material natural como manta o algodón lo meterás y lo amarrarás de forma segura para que puedas dejarlo ahí durante 24 hrs.
  5. Sal marina: coloca en un recipiente de cristal suficiente sal de mar o sal gruesa y sobre esa sal coloca tus cristales durante 24 hrs. permitiendo que tanto la luz solar, como la luz de la luna lo impregne de energía.
  6. Visualización: Sostén con ambas manos tu cristal y respira profundamente. Reten la respiración y exhale sobre el cristal, visualizando y sintiendo como se limpia y se deshace de toda impureza. Repite el procedimiento varias veces.
  7. Humo de hiervas: En un quemador de cerámica, barro o metal, coloca ramas secas de cedro o corteza de coco seca, prende fuego hasta que consigas que humeen, posteriormente coloca el cristal en el origen de la columna de humo, de modo que pueda humearse profundamente, al final limpialo con un paño limpio y seco.
  8. Agua de  tormenta:  expón tu cristal a una tormenta eléctrica o una lluvia de gran intensidad, permitiendo que esta energía de la atmósfera dinámica limpie tu cristal, al terminar la tormenta puedes retirarlo, secarlo con un paño y está listo para ser utilizado.

El momento optimo para limpiar tus cristales, cuarzos, gemas y piedras es durante la luna creciente y mejor aún durante la luna llena.

Resultado de imagen para libro la magia de los cristalesRitual de purificación.

Los métodos anteriores son realizados con la ayuda de elementos naturales, Scott Cunningham nos propone un ritual para la limpieza de tus cristales, que puedes llevar a cabo; puedes realizarlo en tu altar o en una zona que tu tengas designada para tus trabajos mágicos, como pudiera ser una mesa.

 

  • Coloca en una vasija agua pura y colócala en el oeste de tu área designada.
  • Enciende una vela roja, representado al fuego y colócala al sur.
  • Coloca un incienso representando al aire en la parte este.
  • En la parte norte, coloca una pequeña maceta o un plato de barro con un poco de tierra recién cavada.

Posteriormente coloca el cristal en medio de todos estos elemento. Cuando todo esté listo, detén tu mente y concéntrate, puedes realizar unas respiraciones y toma tu piedra con tu mano de poder. Vuelve tu atención hacia el recipiente con la tierra, coloca la piedra en ese recipiente y cúbrela con esa piedra nueva. Repite:

¡Te purifico con tierra!

Deja la piedra o cristal ahí por un par de minutos, visualizando todo el tiempo como la tierra absorbe todas las impurezas de la tierra.

Luego sáquela de ahí, limpia la tierra y ahora voltea hacia el incienso y sostenla sobre el humo de este; pásala nueve veces por el humo del incienso de derecha a izquierda repitiendo:

¡Te purifico con aire!

Visualiza como el humo se lleva todas las energía perturbadoras. A continuación voltea hacia la vela y pasa la piedra por la llama del fuego varias veces, repitiendo:

¡Te purifico con fuego!

Visualiza como el fuego quema toda la negatividad. Ahora lleva tu vista y tu piedra hacia el agua e introdúcela en ella y repite con tus propias palabras:

¡Te purifico con agua!

Visualiza como el agua lava tu piedra. Déjala ahí por unos momentos, luego sáquela con un trapo limpio y sostenla con tu mano receptiva.

Ahora está lista para ser usada, guárdala en un lugar especial hasta el momento en que realices tu trabajo mágico.

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop