Magia Gitana

Desde hace miles de años la llamada magia gitana, o mejor dicho la magia Romaní, ha sido relacionada con diversas  corrientes esotéricas antiguas; algunas se perdieron, otras se adaptaron a la religión cristiana, otros se conservan como tal. Se cree que los zíngaros (gitanos) se convirtieron en esoteristas expertos en Egipto, lugar en el cual permanecieron cautivos durante cuatro siglos donde adoraban a la diosa Isis, quien los bendijo con la habilidad de ver al futuro y maldecir a sus enemigos; antes de la era cristiana, otros dicen ser  de las tribus perdidas de Israel, o que eran de las tribus de la India, o que son descendientes de lemurianos asentados en Persia.

Existen muchos mitos o especulaciones sobre el origen de los gitanos y acerca del origen de ese misterioso pueblo presente en todas las naciones del occidente, llamado de distintas maneras, comúnmente conocidos como gitanos, cigány, zíngaros, etc., cuyo nombre verdadero es Rom (o mejor Rhomi) para la mayoría de los grupos y Sinti para los demás.  

Una de las habilidades resaltantes de los Romaní, además de la magia, era la adivinación del futuro (de múltiples formas), las maldiciones y maleficios (la famosa maldición gitana o la de la horca), los conjuros de amor y hechizos no demasiado ritualizados.

Todos esos elementos forman parte de su cultura que se ha transmitido de generación en generación.  Un pueblo de tradiciones y prácticas heredadas y con una postura hermética hacia los extraños, los gitanos han sido fuente de inspiración para diversos cuentos, historias, películas y obras, en su mayoría de terror/horror por sus famosas y temibles maldiciones.

Otra teoría afirma que los gitanos fueron los que forjaron la cruz de Cristo y como castigo fueron condenados a vivir errantes, sin patria. Estas personas han desarrollado facultades para las mancias como el tarot, la bola de cristal o la quiromancia, la famosa lectura de las líneas de la mano.

Se cree que la magia gitana podría ser realizada de distintas formas, pero sólo las mujeres tenían la facultad de hacer lecturas sobre el futuro. Entre las herramientas que usan para canalizar su energía están las cartas, el tarot, los posos del café, la bola de cristal o los cristales.

En el ámbito de los gitanos la palabra Shuvihani o Shuvihano significa Sacerdotisa o bruja, en muchas ocasiones o en algunas regiones se pronuncia shuvani o shu’ni.  Lo que hace referencia a una persona que conoce los aspectos de las ciencias ocultas. Aseguran que son quienes tienen la importante función dentro de la organización gitana de bendecir y maldecir, curar y enfermar. Este tipo de personas son muy respetadas por su sabiduría y sus conocimientos en las actividades mágicas.

Se cree que las shuvani provienen de la unión de una gitana joven y un espíritu de agua o de la tierra, que además tienen una unión carnal con las posibles brujas. Esta creencia no es aceptada por muchos gitanos ya que en su mayoría las jóvenes brujas son entrenadas por otras mujeres de mayor edad para que puedan continuar con la tradición de las prácticas o de las ciencias ocultas.

“Las gitanas practicantes de magia shuvanis, en su mayoría son ancianas sabias. Y se cree que lo son de nacimiento al igual que se cree en algunos círculos de brujas. En la creencia gitana si una mujer nacía con algo diferente como un lunar podría indicar que la niña podía ser una Shuvani.

Si le ocurría algún acontecimiento traumático al padre o madre justo antes de que naciera. Por ejemplo si pasaba algún acontecimiento durante su gestación o lastimara algo a su madre en pleno embarazo la niña llevaba ese estigma y era considerada como una shuvani en potencia y durante su crecimiento era educada como tal por las ancianas shuvanis.

La madre era muy respetada por ser la madre de una shuvani en potencia. El entrenamiento de la niña es progresivo, gradual, bajo tutela o autodidacta. Este aprendizaje podía durar incluso toda la vida. Así pues no todas las gitanas son shuvanis, pero si algunas de ellas. Ellas pueden maldecir o bendecir, curar o hacer que enfermen, no hay unas leyes mágicas que prohíban la magia negra. Se dice que tienen gran habilidad para comunicarse con los espíritus.”

Tomado del libro “Hechizos y Magia Gitana” de Raymond Buckland

Para entender mejor un poco de su ideología hay que recordar que las creencias gitanas son un compendio de creencias religiosas: los gitanos eran paganos, pero con el lapso de muchos siglos de peregrinación, asimilaron la combinación de enseñanzas con creencias paganas y no paganas, es decir de origen hebreas y cristianas.

Para evitarse problemas, los gitanos adoptaban al menos en apariencia las creencias religiosas del lugar a donde llegaban. En algunos escritos sobre gitanos se cita  “para protegerse, los gitanos asumieron la apariencia de hindús, musulmanes y cristianos, un disfraz poco común entre las minorías. Sin embargo, un disfraz no significa una simulación completa”.

Esta costumbre dio lugar a que los gitanos asimilaran y tomaran ciertas prácticas y ceremonias que se fusionaron con el largo del tiempo como propia.


Tomando este dato en cuenta podemos entender mejor a las divinidades que adoran:

“La palabra gitana para Dios es Duvvel (y entre algunos grupos como Devel o De) y Ben para el Diablo. Dios se considera en términos del sol, la luna, el cielo, las estrellas, las nubes, en lugar de un ser antropomórfico. De igual modo, el diablo es una fuerza negativa en vez de la deidad actual de todo el mal.

Los gitanos dicen que dios no es el creador del mundo, sino que el mundo siempre existió, y como madre de todos. Se refieren a la tierra como De Develeski la madre divina.

Los nagas son el equivalente asiático a la gente del mar.

En la antigüedad, se creía que la gente del mar tenía cuerpo mitad humano y mitad pescado o a veces, la mitad serpiente. Eran seres semidivinos que controlaban el clima y por ende, podía hacer llover. Por lo general estos seres viven en grandes palacios bajo el océano, y donde cuidan magníficos tesoros. Cuando se les insulta son vengativos, pero confieren grandes bendiciones cuando se les brinda una amistad. Les gusta ofrendas de leche, monedas y alimentos que dejan los gitanos en la base de un árbol, cerca del agua o junto a un pozo sagrado.”

Tomado del libro “Magia Gitana” de Lady Lerelei.

Como menciona el texto, las maldiciones gitanas y sus hechizos de amor han sido y siguen siendo populares. Por desgracia, quizá debido al trato que han recibido durante siglos, los gitanos, al igual que cualquier otra persona, no se toman ninguna consideración a la hora de maldecir. Como se menciona una shuvani puede tanto maldecir como curar y a veces no piensa más que en doblegar a alguien a su voluntad.

Y es que hay que entender que son un pueblo errante, que  ha sido excluido, temido y juzgado por el miedo a lo extraño.

En cuanto a lo que confiere el amor, la magia gitana es muy popular por sus trabajos para enamorar, recuperar o conseguir el amor de una persona. Supuestamente a través de ciertos trabajos se puede lograr que quien tú amas también te amé. Aquí en lo personal intervendré como practicante de wicca:

Antes que nada piensa ¿en tu corazón manda alguien más que tú?, pues en el corazón ajeno pasa lo mismo. Ningún hechizo o amarre te servirá  de nada si no es porque la otra persona ya tiene interés en ti.

Primero está la atracción, el enamoramiento, luego esa historia puede terminar o seguir;  pero esto no depende de un hechizo sino de cómo ambas personas se sientan el uno por el otro. ¿De verdad te gustaría que alguien te amara como resultado de un hechizo?

Existen hechizos gitanos para acelerar el amor, o darle ese extra a la relación, pero pensar en doblegar a alguien a que te “ame”, entra al terreno de la maldición, ¡CUIDADO¡

La magia debe realizarse en el momento oportuno, ya sea a una hora del día o la noche, o época del mes, así que se planea con anticipación. La magia depende de la energía de la persona que la hace. Esa energía de la magia gitana, poder, se absorbe de las herramientas que hace y usa, de las palabras que pronuncia, las acciones que lleva a cabo y la dirección del producto final.

Ejemplo: Con este hechizo para seducir usted podrá magnetizar sus prendas para lograr el efecto que desee provocar en el ser amado.

Tome las prendas íntimas que usted más use y sumérjalas en abundante cantidad de agua a la que le habrá agregado previamente agua de rosas y tres gotas de aceite esencial de musk o sándalo. Séquelas al sol, y luego colóquelas en un papel de celofán color azul. A los costados del celofán enciende un incienso de canela, 3 velas rojas y rodéela con flores blancas.

Concéntrese unos minutos en su pareja y cuando el incienso se haya consumido envuelva la ropa en el celofán, coloca dentro un cristal de cuarzo rosa y deje todo una noche bajo la luz de la luna. Antes de usarla tome un baño con los aceites que le agregó a la misma

Existe una magia gitana para la fortuna de la que se dice que es realmente efectiva; la magia gitana tiene mucho de lo que se conoce como “palabrerío”, es decir, recitar palabras o frases en voz alta ya sea a la luz de una vela o sin otros elementos externos.

Ensalmos, hechizos, conjuros y sortilegios son la base de este tipo de magia.

En cuanto a los elementos que usa en sus rituales:

En la magia de los gitanos es importante el uso de los elementos que hay en la naturaleza, al igual que en las prácticas paganas. Los gitanos por lo regular no compran algo fabricado salvo algunas cosas que ya sea de importancia mayor, ya que consideran que las cosas naturales hechas por sus propias manos tiene un mejor sentido y apego a la naturalidad del ser. Además piensan que las vibraciones que poseen las cosas naturales son más puras en comparación con las cosas hechas o fabricadas artificialmente.

Muchas veces para hacer un hechizo buscan por todos lados ya sea bosques, veredas o cualquier campo hasta encontrar el elemento correcto para ejecutar el hechizo. Además esa búsqueda es parte del hechizo y trabajo mágico con lo que ayuda a crear el poder para el objeto. (Toda bruja conoce la importancia de este concepto.)

Lo más importante al momento de recurrir a la magia gitana está explicado en cuatro misterios de la hechicería gitana con las fórmulas más eficaces para resolver problemas de amor, dominar a los demás y tener buena suerte en la vida.

LOS CUATRO MANDAMIENTOS DE LA MAGIA GITANA

Las sabias y veteranas gitanas sostienen que el poder de la auténtica magia reside en respetar cuatro leyes básicas, sin violarlas jamás.

  • La fuerza del deseo

La primera ley sostiene que lo más importante para lograr un resultado favorable es el deseo. Porque, cuanto más intenso sea nuestro anhelo, más seguro será el efecto del hechizo.

  • Intensa concentración

La segunda ley consiste en concentrarse intensamente cuando se lleva a cabo un ritual. Nada ni nadie debe distraer al mago/bruja  y, si el hechicero se distrae, deberá pedir disculpas a los espíritus convocados durante la ceremonia y volver a comenzar desde el principio.

  • Infinita paciencia

La tercera ley de la Magia Gitana recomienda tener siempre paciencia, ya que, en el mundo material, cualquier deseo que se siembra debe crecer poco a poco para desarrollarse con fuerza.

  • Actuar en secreto

La última ley y, tal vez, la más importante, afirma que siempre se debe mantener el secreto. Jamás se debe decir qué estamos haciendo ni cuál es nuestro propósito. Esto es fundamental, dado que quien habla de su deseo, únicamente logra que el mismo se debilite hasta morir.

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop