Telepatía (Parte I)

Sándor Ferenczi

La telepatía ha sido tema de investigación de muchos científicos de todo el mundo y la mayoría de nosotros hemos tenido alguna experiencia telepática pero solo pocas pueden usarlo a voluntad. El mago debe desarrollar este poder en sí mismo y usarlo cuando lo requiera para sus propósitos.

Algunas definiciones acerca de la telepatía son las siguientes:

La telepatía es definida como un medio primitivo e incontrolable de comunicación de una persona a otra, sin la participación de los canales sensoriales.

La parapsicología la define como la comunicación programada y voluntaria entre dos o más personas

Ferenczi fue el primero en señalar que la base de los fenómenos telepáticos estaría en la unidad orgánica formada por dos individuos en un momento de la vida (madre-hijo durante el embarazo) en donde entre ellos existe una conexión que precede a la sensorialidad periférica.

Helene Deutsch consideró el fenómeno telepático, en pacientes que analizó, como el resultado de una percepción inconsciente de un suceso del mundo externo.

En su publicación «Sueño y ocultismo» indica Freud: llamamos telepatía al presunto hecho de que un acontecimiento sobrevenido en determinado momento llega de manera casi simultánea a la consciencia de una persona distanciada en el espacio y sin que intervengan los medios de comunicación consabidos.

Freud relacionó además la telepatía con el sueño y el acto de dormir, indico que el sueño parecía establecer condiciones favorables para la recepción del mensaje telepático pero que tampoco era posible rechazar la idea de que mensajes telepáticos recibidos durante el día sólo se procesarán en el sueño de esa noche. No obstante, él aceptó también la hipótesis de que el mensaje telepático sea recibido durante la vigilia (en el momento mismo del suceso) y al respecto indicaba que para que ello sería necesario que el receptor se hallase en un estado mental particular.

Algunos psicoanalistas sostienen que el mensaje proviene siempre de personas amadas, por lo que la telepatía estaría vinculada al amor a distancia.

Leek nos dice que la telepatía puede contribuir gradualmente a la solución de problemas de un mundo cada día más incapaz de comunicación a través de los medios tangibles. Ella nos indica que las personas olvidan que toda causa tiene un efecto incluso las negativas como la carencia de comunicación cuyo efecto es engendrar violencia; y que esta ley de causa y efecto lo mismo es aplicable a al uso de las palabras que a cualquier otra cosa.

Para ella la “telepatía es la comunicación de impresiones de toda clase desde una mente a otra, independientemente de los conocidos canales de los sentidos”

Orígenes de la telepatía

El término de la telepatía procede de dos palabras griegas: tele que significa “lejos, distancia” y phanteia que es “sentimiento”.

Frederic William Henry Myers

La palabra telepatía por primera vez se sugirió en el año de 1882 y fue el investigador psíquico F. W. H. Myers. A raíz de la fundación de la Sociedad de Investigaciones Psíquicas se inició una corriente de interés internacional acerca del tema.

Los primeros experimentos de transmisión del pensamiento que fueron registrados metódicamente fueron los que se realizaron en 1871 por el reverendo P.H. en unión con la señora Newnham.

Posteriormente años más tarde, el profesor W. F. Barret logró despertar el interés de la Sociedad Británica de Investigaciones Psíquicas por el tema de la telepatía y a partir de 1882 los miembros de la Sociedad de Investigaciones Psíquicas fueron realizando múltiples experimentos relacionados a la telepatía. Primeramente se experimentó con personas en estado hipnótico con el objetivo de transmitir a éstas personas imágenes para posteriormente comparar los resultados con las posibilidades de la mera casualidad, pero a lo largo de los experimentos la Sociedad de Investigaciones Psíquicas recogió muchos testimonios no solo relacionados a transferencia de pensamientos, imágenes y sensaciones, del hipnotismo a distancia sino también en relación con apariciones ocurridas a la hora de la muerte o dentro de las doce horas de haber ocurrido el suceso. De donde entre otras cosas, nos dicen que el tipo más corriente de comunicación telepática experimentada es la de “prever” la muerte de algún pariente o amigo antes de que ésta ocurra o en el momento en que se presenta.

En 1917, el pionero John Coover organizo una serie de prubas telepáticas en la Universidad de Stanford que consistían en adivinar cartas, los psíquicos inicialmente trabajaban con cartas de póquer pero tiempo después el investigador Karl Zener creo unos naipes especiales que se denominaron las cartas Zener para simplificar la experimentación. En esta época se comienzan a realizar los primeros estudios serios basados en probabilidad estadística y se determinó a la telepatía como una capacidad de percepción extrasensorial.

Un libro influyente sobre la telepatía fue Mental Radio (1930) de Upton Sinclair, ganador del premio Pulitzer (con prólogo de Albert Einstein). En donde el autor describe una aparente capacidad de su esposa para reproducir dibujos realizados por él y por otras personas, incluso si estaban separados por la distancia. Sinclair indico que los resultados también podrían estar relacionados con la clarividencia e hicieron algunos experimentos. Los resultados sugirieron que realmente no hacía falta algún emisor y que algunos dibujos podían ser reproducidos precognitivamente.

A partir de los 60’s, el estudio de la telepatía se tomó en cuenta por neurólogos y psiquiatras, y en los últimos tiempos por los expertos en cuántica pero es un hecho posible que la telepatía no necesariamente tiene relación con el poder de la mente. De esta forma, la telepatía sería simplemente una captación mental de la vibración del pensamiento y está considerada por la mayoría de los científicos como una pseudociencia.

En la siguiente parte veremos algunos ejercicios y consejos que podemos practicar para obtener una comunicación telepática (ver)

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop