Cómo limpiar tus herramientas mágicas

¿Ya tienes las herramientas para tu altar? Ahora toca limpiarlas, es importante hacerlo para eliminar cualquier energía negativa que puedan tener, al mismo tiempo con esto la llenamos de nuestra energía y le damos una intención.

A continuación te diremos cómo limpiar tus herramientas usando los 4 elementos, necesitaremos:

  • Incienso, que representa al elemento aire.
  • Sal para representar la tierra.
  • Un recipiente con agua.
  • La vela maestra, sí, esa que utilizamos en todos los rituales.
  • Un pentáculo, este es opcional.

Es importante que intentemos evitar usar recipientes plásticos en nuestro altar.

Los pasos a seguir son los siguientes:

Paso 1. Elegir un espacio, limpiarlo físicamente y colocar la base de tu altar, éste puede ser una mesa, una caja, una maleta o cualquier otro elemento, no tengas miedo, improvisa.

Paso 2. Acomodar el altar. Te dejaremos un bonito diagrama que te ayudará a colocar todos los elementos en tu altar.

Paso 3. Ya que tenemos todo acomodado ahora sí empezamos a limpiar, lo primero que haremos será prender la vela maestra, después el incienso, ahora es momento de tomar una de tus herramientas y limpiarla, tus herramientas pueden ser tu copa, athame, varita, amuletos, caldero, pentáculo o cualquier otra herramienta que se te ocurra y ocupes.

Paso 4. Limpieza. Empezamos con el elemento tierra, agarramos la herramienta con la mano izquierda y con la derecha tomamos una pizca de sal y la espolvoreamos diciendo “¡Que la tierra se lleve lo que no te pertenece!”; después salpicaremos con el agua el instrumento mientras repetimos “¡Que el agua purifique tu esencia!”; la pasamos por la llama de la vela, cuidando que no se queme, y decimos “¡Que el fuego te dé la fuerza y la protección!”. Y por último pasamos la herramienta en círculos sobre el humo del incienso repitiendo “¡Que el aire te traiga la magia y la sabiduría de otros tiempos!”.

¡Y listo! tu herramienta ya está limpia, una vez realizados estos pasos ya está lista para consagrarse y usarse.

Ahora pasemos a los detalles teóricos.

Para acomodar los elementos nos basamos en su correspondencia con los puntos cardinales. La Tierra/Sal representa al Norte, el Aire/Incienso va al Este, el Fuego/Vela con el Sur y el Agua corresponde al Oeste.

Si te fijas en el orden en el que se realiza la limpieza te darás cuenta que se traza un círculo sinestrogiro; esto quiere decir que se hizo en sentido contrario a las manecillas del reloj. En la magia se utiliza este movimiento para destruir, en este caso estamos destruyendo la energía que trae la herramienta para dejarla “como nueva” y poder llenarla con la nuestra.

Realizar esto es importante para que tus futuros hechizos no se vean afectados por energías ajenas guardadas en tus herramientas.

By: Las Nornas.

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop