Elemento: Tierra

Símbolo Alquimico de la tierra

Éste es el último y el primer elemento en el círculo de la energía. De a tierra provenimos y a ella debemos regresar. Es el elemento de la nutrición, de la seguridad, el crecimiento, la estabilidad y la disciplina.

Trabajar con la tierra implica tener paciencia para esperar tranquilamente el momento en el que las cosas surjan. Los bosques, las selvas, las playas o los desiertos no se formaron en un día; el crecimiento requiere de tiempo, Constanza y perseverancia.

Cuando despertamos a los seres elementales de la tierra en nuestro interior estamos creando un espacio fértil, pacífico, seguro y nutrido en nuestra alma; así como la certeza, estabilidad, crecimiento, la logica y el sentido común: los pies bien firmes en la tierra.

Es un oasis en medio de la confusión, la rapidez y las exigencias de la vida actual; un lugar al cual poder acudir cada vez que necesitemos un poco de seguridad, alimento y estabilidad.

Frío + Seco

Lo frío aporta capacidad reflexiva, concentración, timidez y frialdad al elemento y lo seco inflexibilidad, rigidez, tensión y dureza. Estas características hacen a las personas con predominio de tierra calculadoras, lógicas, prácticas, perseverantes, lentas, realistas y tenaces. Si hay algo que caracteriza a las personas de tierra es la razón, las ideas bien definidas y su empeño en satisfacer sus necesidades materiales.

Recordemos que los signos de Tierra son Tauro, Virgo y Capricornio y tienen en común la objetividad, la paciencia y la capacidad de trabajo. Les falta compasión y adaptabilidad por no tener humedad y tienden a ser muy críticos e incrédulos por lo seco. Este elemento necesita estar en contacto con los sentidos físicos y la realidad material y prefieren confiar más en sus sensaciones y razón que en inspiraciones.

Los signos de tierra son compatibles con los signos de Agua por la cualidad fría e incompatibles con el Fuego y el Aire con quienes son más recelosos y reservados.

Correspondencias del Tierra

* Elementales: Gnomos
* Rey Elemental: Ghob
* Tipo de Energía: femenina-receptiva
* Hora Celta: medianoche
* Estación: Invierno
* Dirección: Norte
* Sentidos: oído, tacto y olfato
* Colores: verde y café
* Herramientas: Sal y arena
* Instrumentos musicales: Tambores y todo tipo de percusiones
* Piedras: ágata, azabache, jaspe verde, ojo de gato, turmalina verde y negra, turquesa
* Metales: plomo
* Árboles sagrados: fresno, olmo, ciprés, madreselva y espino
* Animales: arañas, perro, caballo, gusano, vaca, roedores
* Signos Astrológicos: Tauro, Virgo y Capricornio
* Hierbas y plantas: alfalfa, algodón, artemisa, avena, cebada, centeno, helecho, maíz, membrillo, pachulí, trigo y verbena.

Quizás quieras leer: Elementales de la Tierra, El elemento tierra en el altar

Tipo de Rituales

Con la ayuda del rey elemental de la tierra puedes crear hechizos y rituales mágicos de estabilidad y crecimiento; seguridad, constancia, perseverancia, solidez, trabajo, ganancias materiales, salud física, relaciones duraderas, concentración, pertenencia y equilibrio.

Contacto con La Tierra

Entrar en contacto con la tierra es comprender uno de los misterios más terribles y ocultos de la sabiduría antigua. Porque la tierra es un elemento extraño, el más alejado de nuestra psique, se oculta en nuestro cuerpo, en la parte que tiene forma y tiene apetencias. La tierra es el carro, el vehículo de nuestra acción, y el carro solo se mueve si esta bien formado, bien hecho. Solemos pensar que para trabajar la tierra solo hace falta ejercer presión, pero no es sólo es. La presión por si sola únicamente genera caos. La tierra, el cuerpo, las partes de nosotros mismos que hacen cosas, ya sea escribir, hacer rituales o correr cinco kilómetros, solo se mueven si quieren, solo se mueven si deciden colaborar. Por eso en la tierra se encuentra el punto de mayor inercia, el momento “ballena” donde el mamífero es tan pesado que no puede salir del agua.

La tierra, el cuerpo físico, la materia, que es la parte mas densa de la ecuación energética, es precisamente el punto de inflexión en nuestra relación con la realidad. La tierra es la cárcel del fuego, la manifestación visible es la cárcel del espíritu. Pero es también la matriz que lo permite crecer, salir de sus limites, liberarse para llegar a ser otra cosa, algo mas grande, mas fuerte, eterno en su cambio continuo.

La tarea, pues, consiste en la reconciliación. En darle a la tierra su lugar, como sostenedora, imitadora, formado, como fuente de acumulación en Tauro para luego disfrutar, usar y dejar ir. Como fuente de organización en Virgo para luego ir más allá del orden hacia lo desconocido. Como fuente de sostén en Capricornio para ampliar esa estructura, y destruirla cuando se quede caduca y vacía.

El arte de la tierra es el arte de fructificar, de multiplicar, del trabajo con las manos, de la transformación de la realidad desde la propia realidad. Un noble arte, sin duda. Y a medida que vayamos comprendiendo lo valioso de este arte, aumentaremos el valor de este elemento, y la angustia de la tierra por ser vida irá aminorando hasta desaparecer.

Quizas quieras ver tambien: Signos de Tierra

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop