La Sal: El Elemento Tierra en el Altar

En el altar de Wicca se considera al elemento tierra presente a la Sal, pero tambien algunas piedras, plantas y el pentaculo.

Pero, ¿Porque es tán importante tener la sal en el altar?

La sal nos sirve para todo. Desde consagrar y purificar las herramientas, hasta bendecir el agua y los elementos del altar.
Se puede utilizar un salero grande o tenerla en un platillo en el altar. Lo ideal es tener una bolsa de un kilo en nuestra alacena mágica, porque es lo que más utilizaremos.

Nos permite también purificar el espacio físico donde trabajaremos, bendecir una nueva casa o alejar las energías negativas.
Como dato importante se debe tener en cuenta no se debe trazar círculos mágicos con sal puesto que neutralizará las energías que intentemos crear y no estaríamos protegidos.

Los usos rituales que involucran la sal son muy comunes en muchas culturas, es cierto que la mayoría de los casos el uso de la sal está relacionado en estos rituales con la idea de “pureza” o de “desinfección” o de “barrera contra el mal”. Su protagonismo a lo largo de la historia le ha conferido un carácter casi sagrado y cargado de simbolismo (la mujer de Lot se convirtió en “estatua de sal”). Por regla general los espíritus malignos de las diferentes culturas de la tierra “odian” la sal, en Japón se rocía con sal el escenario del teatro antes de comenzar la actuación para evitar las malas acciones de los espíritus. De la misma forma los judíos creen que la sal les protege del ojo del diablo. En algunas ocasiones se ha puesto sal en la lengua de los recién nacidos antes del bautismo para protegerles (el libro de Ezequías menciona este aspecto). La sal participa en la misa tridentina (ritual de la Misa del rito romano de la Iglesia Católica). En Escocia la sal forma parte de algunos rituales funerarios.​

En ciertas culturas asiáticas como la japonesa se suele emplear la sal en los rituales de purificación de personas y de lugares, así se puede comprobar en la práctica del sintoísmo. Este detalle de purificación se puede ver en los practicantes del deporte de contacto denominado sumo, donde los contendientes emplean la sal como purificación y expulsión de los malos espíritus antes de la lucha. Muchas de las aplicaciones rituales pueden provenir de la alquimia donde tenía un símbolo especial: un círculo con un diámetro que lo recorría.

Las propiedades de la Sal son la de protección, limpieza, neutralización de daños, descarga, razonamientos, conservación… los usos de la sal en las prácticas mágicas son tan diversos como efectivos. Desde tiempos muy remotos, constituye un ingrediente indispensable para todo tipo de rituales. Los magos utilizaban sal para proteger sus herramientas, para deshacer maldiciones, para realizar una efectiva limpieza del espacio. Además de esas ventajas, existe otra fundamental: está al alcance de todos. Pero, cuidado, el hecho de que sea un elemento cotidiano a veces conspira contra quien desea aprovechar sus ventajas. Si usted quiere emplear la sal como ingrediente esotérico, debe saber exactamente cómo utilizarla según el objetivo.

PURIFICACIÓN

En muchas culturas la sal se ha utilizado tradicionalmente en rituales destinados a despejar y purificar la energía negativa. Las campanas de las iglesias se ungían con sal y agua para bendecirlas y bautizarlas antes de implorar a Dios que dispersara los malos espíritus mediante el poder de su potente sonido. Durante la celebración del bautismo, se unge a los niños con sal para ahuyentar a los espíritus malignos.

Se cree que el uso prolífico de la sal entre los cristianos tiene su origen entre los romanos, que utilizaban esta sustancia para ahuyentar la negatividad. La costumbre de arrojar sal por encima del hombro izquierdo para prevenir la mala suerte es muy antigua. En otro tiempo, la sal era una sustancia muy valiosa, así que ¿qué sentido tenía tirar este producto tan preciado? Existía la creencia de que el “mal” se encontraba en el lado izquierdo de nuestro cuerpo y la bondad en el lado derecho. Al arrojar la sal por encima del hombro izquierdo, ésta inmovilizaba los espíritus malignos que estaban aguardando el momento propicio para hacer alguna maldad. Sea verdad o no, lo que realmente importa es que la sal era considerado un elemento primordial para neutralizar la negatividad.

En casi todas las culturas indígenas la sal se utilizaba con fines purificadores.

El poder de la sal proviene en parte de sus estructura cristalina, es el cristal más fácil de conseguir. Sus propiedades pueden ayudarnos a canalizar la energía por el interior de nuestro cuerpo y dentro de nuestro entorno doméstico. La sal no sólo sirve para realinear las nuevas energías, sino que además actúa como conductora de la energía etérica. Aumenta el caudal de energía etérea que fluye por nosotros y por nuestra casa.

Si desea purificar su propio hogar, es mejor que utilice sal natural, o sea, sal de mar o sal de roca sin yodurar. Su elección dependerá de los fines que desee conseguir. Si emplea sal de mar, atraerá las fuerzas del mar, que son particularmente beneficiosas para la purificación y la curación emocional. La sal de roca, por otro lado, se asocia con las fuerzas de la tierra y resulta muy útil para lograr una sensación de equilibrio y arraigo. No obstante, estas diferencias son muy sutiles de modo que, use la que use, obtendrá un resultado global parecido.

Quizás tambien quieras leer: Purificaciones con Sal

Quizás quieras leer tambien: Prepara tus sales de baño

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop