Meditación

La meditación es un arte importante para inducir la relajación total. Muy pocas personas encuentran un momento de liberación de tensiones y preocupaciones, por eso la meditación es un gran alivio del estrés que produce la vida cotidiana. Más importante aún, es el momento tranquilo en el cual nos podemos comunicar con el Dios, la Diosa y con nosotros mismos, relajando el dominio de la mente consciente sobre nuestra conciencia psíquica. La meditación por lo general precede cada acto mágico y rito de adoración.

Meditación en la cultura occidental, la palabra viene del latín meditatĭo que originalmente indicaba un tipo de ejercicio intelectual; hace referencia a la acción y efecto de meditar, que es enfocar atentamente el pensamiento. El concepto está asociado a la concentración y a la reflexión profunda.  Por otra parte tenemos la palabra contemplación que se reservaba para un uso más religioso o espiritual. Aparte de su uso histórico, la palabra meditación es empleada en la traducción de conceptos provenientes de prácticas espirituales asiáticas.

La noción de meditación es habitual en las religiones y la espiritualidad. Se trata de una práctica que consiste en concentrar la atención sobre un pensamiento, un objeto externo o la propia conciencia.

El Budismo, el Judaísmo o el Islam son algunas de las religiones que no dudan en tener como uno de sus principales pilares a la meditación.

La meditación es una práctica en la cual el individuo entrena la mente o induce un modo de conciencia, ya sea para conseguir algún beneficio o para reconocer mentalmente un contenido.

El término meditación se refiere a un amplio espectro de prácticas que incluyen técnicas diseñadas para promover la relajación, construir energía interna o fuerza de vida y desarrollar compasión, amor, paciencia, generosidad y perdón. Una forma particularmente ambiciosa de meditación tiene como fin conseguir sostener la concentración en un punto sin esfuerzo, enfocado a habilitar en su practicante un estado de bienestar en cualquier actividad de la vida.

La meditación toma diferentes significados en diferentes contextos; ésta se ha practicado desde la antigüedad como un componente de numerosas religiones y creencias, pero la meditación no constituye una religión en sí misma. La meditación normalmente implica un esfuerzo interno para auto regular la mente de alguna forma. Normalmente se usa para concentrar la mente y aliviar determinadas condiciones de salud o psicológicas, tales como la presión alta, depresión, y ansiedad. Puede hacerse sentado, o de una forma activa —por ejemplo, los monjes budistas practican la atención en todas sus actividades del día a día como una forma de entrenamiento mental. Esta práctica tiene como fin último lograr un estado de paz total a través del control de los pensamientos y las emociones. Algunos tipos de meditación permiten el uso de rosarios u otros objetos rituales para recordar o seguir algún aspecto del entrenamiento.

Desde el punto de vista de la psicología y la fisiología, la meditación puede inducir un estado alterado de conciencia. Al día de hoy, existen muchos tipos de meditación practicados en la cultura occidental. La respiración consciente, relajación muscular progresiva, se han encontrado beneficiosas en términos cognitivos tales como la relajación. 

En el siglo XIX, los teósofos adoptaron la palabra meditación para referirse a las diversas prácticas de recogimiento interior o contemplación propias del hinduismo, budismo y otras religiones orientales. No obstante, hay que notar que este tipo de práctica no es ajena a la historia de Occidente, como muestran descubrimientos de vasijas celtas.

La meditación es el camino para el conocimiento del mundo espiritual y requiere ejercicios especiales.

La meditación se caracteriza normalmente por tener algunos de estos rasgos:

  • Un estado de concentración sobre la realidad del momento presente
  • Un estado experimentado cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos
  • Una concentración en la cual la atención es liberada de su actividad común.
  • Una focalización de la mente en un único objeto de percepción, como por ejemplo la respiración o la recitación constante de un vocablo o de una sucesión de ellos (ejemplo de recitación constante y ritmada de vocablos es la recitación de mantras en el yoga, el más célebre de los mantran o mantras es el que se pronuncia OM.

Meditación religiosa o espiritual

WICCA

La meditación es importante dentro de Wicca, es nuestro momento para conectar con la divinidad. Las formas que se realizan dentro de las practicas wiccanas van desde meditaciones contemplativas, introspectivas.. hasta proyecciones y visualizaciones. Simmons en su libro “La Danza en Espiral” dice que una bruja es capaz de pasar de forma voluntaria entre los distintos niveles de conciencia, es una practica diaria que nos ayuda a centrarnos, controlarnos y enfocarnos

Budismo

La meditación es importante dentro del budismo. Cada escuela tiene diferentes maneras y técnicas específicas. Para algunas es la forma mediante la cual la mente logra alcanzar un plano de realidad y entendimiento que va más allá de lo aprendido y, tiene que ver más con lo sensorial. También se puede ampliar o controlar el espectro de motivaciones de la personalidad.

Según el zen, meditar es la condición natural de la conciencia humana, capaz de comprender por sí sola el significado de su existencia, aun si esto ocurre a nivel del inconsciente. Esta percepción se interrumpe por la agitación o el interés en los asuntos particulares que absorben nuestra atención. La práctica de un sistema o rutina de meditación devolvería a la mente a ese estado básico y primordial. Algunos maestros zen dicen que meditar es «tocar el corazón» del ser humano.

En el Terhavada, la meditación involucra tanto técnicas como samadhi, metta y vipassana, como el desarrollo de la bondad y el conocimiento superior. En el Mahayana las prácticas meditativas son las visualizaciones, rezos y cantos.

Cristianismo

En el cristianismo, la meditación tiene un enfoque cristológico. El cristiano trata de dirigir su pensamiento a Dios, a Su palabra y a Su obra.​ La meditación es una expresión de la oración cristiana.​ Se hace con ayuda de algún libro o escrito como la Biblia, los textos litúrgicos del día, escritos de los padres de la iglesia o de los santos.

Hinduismo

En el hinduismo, en las escuelas de yoga y vedante, la meditación es parte de dos de las seis ramas de la filosofía hindú.

Islamismo

En el sufismo se emplean diversas técnicas meditativas.

Paganismo

En la mayoría de las religiones basadas en el paganismo y el neopaganismo, como son la Wicca y el druísmo, la meditación es un pilar fundamental para mantener una conexión con la divinidad.

Técnicas de meditación

Las diferentes técnicas de meditación pueden ser clasificadas de acuerdo a su enfoque. Algunas se enfocan en el campo de la percepción y la experiencia, también llamada de conciencia plena (mindfulness en inglés). Otras se enfocan en un objeto determinado, y son llamadas de concentración. Hay también técnicas que intercambian el campo y el objeto de la meditación.

Las técnicas de aproximación a la meditación varían desde las que se basan en observar la respiración, en visualizar algún pensamiento positivo o imagen inspiradora, enfocar algún objeto o imagen (como un mandala), las invocaciones, hasta las que se basan en tipos de compleja alquimia espiritual. También existen las meditaciones sin objeto, desenfocando la tensión mental. Además de lo descrito antes sobre el pensamiento en la meditación, durante ésta se puede dejar fluir libremente las imágenes mentales, sean claras o confusas, como cuando se está a punto de conciliar el sueño. También se puede dejar fluir las sensaciones, emociones, impulsos y energías corporales, normalmente sin intervenir en ellas, pero tampoco dejándose llevar o enredar, de manera que muestran finalmente una tendencia a reordenarse por sí solas; aunque existen métodos de reflexión y técnicas de concentración en que la conciencia las puede manejar.

Salud y efectos fisiológicos

La meditación no solo puede tener propósitos religiosos sino estar también enfocada en el mantenimiento de la salud física o mental. Estudios científicos han demostrado que algunas técnicas de meditación pueden ayudar a mejorar la concentración, la memoria, la salud emocional y mejorar el sistema inmunológico y la salud en general.

Existen diversas formas de meditación, desde religiosas hasta las terapéuticas. Diversos estudios aseguran que las técnicas de meditación pueden contribuir a fortalecer la memoria, mejorar la concentración y reforzar la salud.

Sin embargo existen muchos beneficios que aporta la práctica de la meditación a cualquier ser humano. En este sentido, tendríamos que destacar que permite reducir de manera notable lo que son los niveles de estrés, consigue ponerle punto y final a la ansiedad y además de todo ello se convierte en una herramienta estupenda para acabar con los cuadros de depresión e insomnio.

Además de todo lo expuesto tendríamos que añadir también el hecho de que, por regla general, la meditación se suele clasificar en dos grandes grupos. Así, por un lado, se encuentra la llamada de conciencia plena, que gira en torno a cuestiones tales como serían la experiencia y la propia percepción. Por otro lado, está lo que se conoce como meditación de concentración.

Otra utilidad de la meditación es favorecer la introspección (el conocimiento que un individuo tiene acerca de sus propios estados mentales), lo que permite interrumpir el automatismo.

La meditación puede ser realizada tanto por adultos, como con niños, que en estos últimos ayuda mucho en su desarrollo integral, mejora conducta, atención, reduce estrés y ansiedad, ayuda a desarrollar la imaginación y la creatividad, auto gestión de emociones.

Cualquiera que haya practicado la meditación sabe que difícil es hacer callar nuestra conversación mental para conectarnos con nuestra mente más profunda, sabia e intuitiva.

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop