Carl Gustav Jung

Carl Gustav Jung, nació en Kesswil, cantón de Turgovia, Suiza, el 26 de julio de 1875, en una familia religiosa con un padre que fue pastor luterano de la Iglesia Reformada Suiza. Estudió medicina, como uno de sus abuelos, en la Universidad de Basilea de 1894 a 1900, disciplina que lo llevaría a interesarse en la psiquiatría y posteriormente en la psicología y el psicoanálisis.

Fue un niño con una gran imaginación y curiosidad hacia temas abstractos, el hecho de que en su familia existiesen tantas personas fuertemente relacionadas con el luteranismo y que su madre tuviese un comportamiento errático que parecía no responder del todo a lo que ocurría en el mundo de lo observable (ya que parecía pasar por episodios de disociación de la realidad), hizo que naciera en Jung un deseo de encontrar respuestas en un espectro más amplio que solo lo convencional.

Durante su estancia en la universidad se convirtió en un ávido lector no solo en temas relacionados con la medicina si no exploro muchas otras vertientes de aprendizaje e investigación en otros campos sociales y temas relacionados con los misterios de la vida, incluso se cree que incursionó en el mundo del espiritismo y de los fenómenos paranormales.

Entro a la psicología y psicoanálisis porque era capaz de abordar los dos aspectos que le apasionaban: los procesos biológicos tratados en medicina y los temas psíquicos e incluso espirituales.

Sus investigaciones fueron decantando hacia el estudio de los símbolos y sus antecedentes en la historia de la cultura humana y como todo esto repercutía en gran medida en el comportamiento y psique de la gente, estas ideologías o nuevos pensamientos fueron vistos con malos ojos en el ámbito académico, sin embargo a Sigmund Freud le parecieron particularmente interesantes.

El trabajo de Sigmund Freud estaba basado en el concepto de “lo inconsciente”, Jung también afirmaba que en el fondo de la psique humana existía algo que podía dirigir los actos y pensamientos.

A pesar que en un inicio los estudios de ambos tomaban un cauce similar, hablando del inconsciente, el super yo y ambos forman el consciente, no estaba de acuerdo en abortar todo el espectro de los procesos mentales y la psicopatología como si todo se fundamentase en funciones biológicas.
Esto le llevo también a rechazar la idea de que la causa de la patología mental se encuentra en procesos bloqueados relacionados con la sexualidad humana, por lo cual tomó la propuesta del psicoanálisis de Freud y le añadió el factor cultural a la ecuación, sobre cómo los antecedentes, cultura y símbolos de los antepasados pueden crear en ese inconsciente una traza importante para dictar el comportamiento humano.

De ahí nace el concepto de inconsciente colectivo el cual trata de un modo de reproducir actos, sucesos, ideas, ritos que desde tiempos ancestrales los seres humanos repiten sin que tengan conciencia de que se trata de arquetipos similares en todos los tiempos y culturas del mundo.
Al respecto escribió: “ hay aspectos inconscientes de nuestra percepción de la realidad. El primero es el hecho de que, aun cuando nuestros sentidos reaccionan ante fenómenos reales, visuales y sonoros, son trasladados en cierto modo desde el reino de la realidad al de la mente. Dentro de la mente se convierten en sucesos psíquicos cuya naturaleza última no puede conocerse (porque la psique no puede conocer su propia sustancia psíquica).”

Esta memoria colectiva está llena de todos aquellos símbolos y elementos de significación recurrentes que la cultura en la que vivimos ha ido tejiendo a lo largo de las generaciones. Se dio a la tarea de investigar sobre diferentes culturas en todo el mundo y encontró arquetipos intrínsecos semejantes en cada una de ellas.

Así pues, para Jung una parte del inconsciente está compuesto por recuerdos heredados los cuales son reflejados en las manifestaciones culturales, es por esto que Jung dijo que para entender la mente humana se debería estudiar también los productos de estas y justificó de esta forma la necesidad de poner en relación la psicología y la antropología, además del estudio de los símbolos empleados en ámbitos oscurantistas como la del tarot.

La forma en la que Jung concebía la psicología es desde un plano poco convencional, si bien sus estudios han sido de gran ayuda para el psicoanálisis debería verse estas hipótesis a otras áreas como el análisis del arte o incluso a estudios tipo oscurantistas.

Quizás quieras leer sobre: Arquetipos, La Sincronicidad y la magia

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop