María Sabina y la magia de la psilocibina

“No tenga miedo, yo lo he hecho muchas veces”, decía a sus invitados.

Su nombre completo era María Sabina Magdalena García, nacida en García Huautla de Jiménez, en el estado de Oaxaca, México. Con respecto a su fecha de nacimiento, ella afirmó que nació el día 22 de Julio, año 1894; aunque con respecto a su fecha de nacimiento, existen algunas discrepancias con su biografo.

VIDA

Su padre se llamaba Crisanto Feliciano, y el era chamán y hacía uso de los hongos alucinógenos para sus curaciones, junto con su abuelo y bisabuelo; lamentablemente María tenía solo 3 años de edad cuando falleció su padre y solo le quedaba su madre, gracias a ello, María no pudo tener las enseñanzas que el chamanismo brindaba. A los catorce años su madre la entregó a Serapio Martínez, un joven de veinte años, primer marido de María Sabina. Serapio trabajaba de vendedor ambulante con artículos que compraba en poblaciones de Veracruz y Puebla. De este matrimonio nacieron 3 hijos y María a los 20 años, quedó viuda. A los 23 años, ella conoció a un chamán llamado Marcial Calvo, quien le dió las enseñanzas del chamanismo, diferentes tipos y formas de magia y el uso de los hongos. Marcial le daba mala vida y era desobligado y alcohólico. La golpeaba a maria, a sus hijos 

y a su madre. A pesar de eso, tuvieron a Crescencio, Aurelio, Lázaro y Aurora. Marcial tuvo una muerte trágica, pues lo mataron los hijos de la mujer con quien tenía relaciones. Ya muerto, lo fueron a depositar a la entrada de la casa de María Sabina.

VIDA COMO CURANDERA

“Varios años, no sé cuántos, mi hermana María Ana se enfermó. Sentía dolores en el vientre que hacían que se doblara y gimiera de dolor. cada vez, yo la veía más grave. Llamé a varios curanderos, pero fue inútil, ellos no podían curar a mi hermana. Viéndola así tendida, la imaginé muerta. No, eso no debía ser. Ella no debía morir. Yo sabía que los angelitos tenían el poder. Yo los había comido de niña y recordaba que no hacían mal. Yo sabía que nuestra gente Los comía para sanar sus enfermedades. Entonces, decidí: en esa misma noche yo tomaría los hongos y así lo hice. A ella le di tres pares. Yo comí muchos, para que me dieran poder inmenso. No puedo mentir; habré comido treinta pares de “derrumbe”. Cuando los angelitos estaban trabajando dentro de mi cuerpo, recé y le pedí a Dios que me ayudara a curar a María Ana. Me acerqué a la enferma. Los angelitos guiaron mis manos para apretarle las caderas. Suavemente le fui dando masaje donde ella decía que le dolía. Yo le hablaba y comencé a cantarle; sentí que hablaba cada vez con mayor facilidad y sentí que le cantaba bonito. Decía lo que los angelitos me obligaban a decir. Seguí apretando a mi hermana, en su vientre y en sus caderas. Finalmente le sobrevino mucha sangre. Agua y sangre como si estuviese pariendo. Nunca me asusté porque sabía que Dios la estaba curando a través de mí. Los angelitos aconsejaban y yo ejecutaba. Atendí a mi hermana hasta que la sangre dejó de salir. Luego dejó de gemir y durmió. Mi madre, que aún no se devolvía a la distancia, se sentó junto a ella para acompañarla.”

Eso fue lo que María Sabina contó.

A partir de enviudar de nuevo, María se dedico a hacer reputación como curandera y a sostener a su numerosa familia. Cuenta que las cosas fueron difíciles pero ejerciendo su profesión de curandera se ganó la confianza de la gente y así su vida mejoro bastante. Atendía a las parturientas, a los que tenían un frio o un calor en el cuerpo, les devolvía el alma a los que la habían perdido por un susto y ahuyentaba a los malos espíritus.

Para las curaciones María usaba tres clases de hongos; “el Pajarito”, “el San Isidro” y «el Desbarrancadero»  de los cuales, hablaremos más adelante en el texto, todos presentes en su región. Entre otras cosas, comiendo los hongos los curanderos como ella se crean “el lenguaje de la divinidad”, con el que se comunican con las fuerzas sobrenaturales, tal lenguaje es poético y se acompaña del nombre del paciente quien va a ser adivinado o sanado. Los registros de los cantos chamánicos de María Sabina son un legado importante dentro de la tradición oral de los pueblos indígenas en México.

Soy una mujer que llora,
Soy una mujer que habla,
Soy una mujer que da la vida,
Soy una mujer que golpea,
Soy una mujer espíritu,
Soy una mujer que grita.(…)

(Canto de María Sabina durante una velada)

Famosos y Científicos

Carlos Castaneda

Hubo quienes alguna vez mencionaron que el personaje de “Don Juan” de Carlos Castaneda era en realidad una fusión fantástica entre la figura de María Sabina y un chaman que conoció Castaneda de nombre Salvador López. Ésta, y las afirmaciones del mismo autor de Las enseñanzas de Don Juan, han confirmado que el escritor efectivamente había conocido a Sabina. En 1963, Castaneda intentó formar parte del circulo de dicípulos del Dr. Leary, que en aquel entonces se reunían en Zihuatanejo, México. En una de sus cartas a Leary, Castaneda le advirtió que esa mujer “me ofreció compartir algunos de sus secretos contigo”.

Robert Gordon Wasson:

A través del reportaje de Robert Graves, publicado en el periódico Ciba neoyorkino, Gordon Wasson se entera de la cultura de los hongos mexicanos y se aventura junto con su esposa a una “vigilia nocturna” guiada por María Sabina, en la sierra mazateca. De esta experiencia se tomaron fotografías y se grabaron cintas magnetofónicas, además de publicarse su legendario reportaje en la revista Life y su libro El hongo maravilloso: Teonanácatl. Micolatría en Mesoamérica.

Albert Hofmann:

Uno de mis científicos favoritos; El bioquímico suizo y padre del LSD (dielitamina de ácido lisergico), Hofmann realizó en conjunto a Richard Evans Schultes una especie de catálogo titulado «Plants of the Gods». En él cuál, clasifican la mayoría de plantas alucinógenas que encuentras en el mundo, aunque con mayor acentuación las encontradas en México. Se sabe que fue un 11 de octubre de 1962 que el Dr. Hofmann visitó a María Sabina para darle 30 mg de psilocibina sintética a ella, a su hija y a otro chamán mazateca, con la esperanza de que los expertos aprobaran su nuevo fármaco basado en esta sustancia. Otras historias afirman que Hofmann aisló la sustancia activa de los hongos para encapsularlas. Asi María Sabina podía tener está sustancia y ejecutar sus ceremonias sin tener que esperar a que sea temporada de hongos

Roger Heim

Se sabe de la visita a Huautla de este micólogo francés por una  foto donde aparece con Wasson, y porque este último lo confirma así en sus textos. Heim que en ese entonces era director del Laboratorio de Criptogramia del Museo de Historia Natural de París, tenía en su laboratorio una gama de hongos, los cuales fueron enviados al Dr. Hofmann y gracias a ello aislar los principios activos: la psilocibina y la psilocina.

Timothy Leary

Escritor, psicólogo y gurú de la conciencia y la psicodelia. Tim Leary fue en su tiempo catalogado por Richard Nixon como “el hombre más peligroso del mundo”, debido a su perseverante trabajo para la  propagación del consumo de sustancias psicodélicas en el mundo. Existen textos, todos ellos dentro de libros y afirmaciones de autores distintos que nos comentan que en el año 1961, el Dr. Leary fue a la sierra mazateca donde comió hongos sagrados 

Aldous Huxley

Los textos del escritor Aldous Huxley sobre su experimentación con mezcalina y psicloscibina son de los más relevantes e informativos del mundo. Sin embargo, de lo poco que se sabe,  Huxley fue a México en los años 30’s con un propósito meramente social, influenciado por la teoría de su entrañable amigo el escritor D. H. Lawrence. En los años 60’s y poco antes de su muerte, Huxley hizo otra visita a México en la que se cree pudo haber conocido a María Sabina.

Walt Disney

Aunque es un vago rumor que se ha transmitió de boca en boca, se sabe que el animador Walt Disney visitó un par de veces a María Sabina y que fue gracias a ella y sus revelaciones que conjeturó su cine de fantasía. También hay quienes afirman que fue Walt Disney quién construyó la pista de aterrizaje más cercana a Huautla, para así evitar las 10 horas de camino desde la ciudad de Oaxaca. Pero otra leyenda asegura que en realidad la construyó el multimillonario Howard Hughes. no se tiene información exacta ni mucha evidencia.

Alejandro Jodorowsky

Jodorowsky ha hecho referencia a María Sabina. Al respecto dijo: “En verdad nunca me propuse buscar a «la Abuelita». Fue ella quien me buscó. Al mismo tiempo que preparaba mi película La montaña sagrada, yo había creado un espectáculo de títeres Manos arriba que mostraba las visiones que producía un alucinógeno llamado Semilla de la Virgen, ololiuhqui en náhuatl, «cosa redonda», LSD natural que los toltecas y aztecas consideraban una divinidad y al que rendían culto”. Según Jodorowsky, su amigo el pintor Francisco Fierro, le trajo un regalo que le mandaba la curandera desde Huautla: se trataba de seis parejas de hongos. Le decía Fierro: “ella te vio en sueños. Parece que vas a realizar una obra que ayudará a que los valores de nuestro país se reconozcan en el mundo”.

Fernando Benitez

Uno de los antropólogos más sofisticados que ha tenido México es sin duda Benítez, también periodista cultural y cronista. Su libro Los indios de México, refiere en uno de sus capítulos a la cultura mazateca, y a su trabajo de campo de la mano de los hongos y de personajes como María Sabina, entre otros oriundos de la región.

 Bruce Conner

Pionero del cine underground y experimental. Esperando que en América estallara un desastre nuclear, Conner, junto a Tim Leary, se trasladó a México en 1962 donde pasó su tiempo buscando hongos. en Huautla de Jiménez, aunque no se sabe con mucha certeza si fue María Sabina quien le instruyó en su camino. De esta visita se grabaron algunos videoclips que más tarde revelaría bajo su muestra

John Lennon

Una visita de la que tampoco se tiene la certeza e inclusive se tiene algunas versiones diferentes sobre Lennon en busca de Sabina. La primera es contada por Álvaro Estrada en su libro Vida de María Sabina, en un fragmento nos dice: “En el verano de 1969 hubo fuertes rumores sobre la llegada de un avión Cessna en el que habrían aterrizado Carlos Ávila Camacho, John Lennon, George Harrison y una antropóloga llamada Brenda. Supuestamente se hospedaron en la Posada Rosada, fumaron algo de cannabis y salieron en búsqueda de María Sabina. Ella no se quiso desvelar con ellos porque se encontraba muy agotada y los citó a la noche siguiente. Como las estrellas no quisieron esperar, fueron a dar con otra chamana llamada Josefina Terán, quien les organizó un «viaje» a cambio de unos pesos. Se supone también que en el transcurso de la misma, John Lennon se malviajó y salió de la choza gritando: No permitiré que me maten.”

Otra leyenda se ha hecho correr afirmando que la misma María Sabina, había pronunciado lo siguiente: “En una ocasión vinieron a mí un señor rubio y una señora de aspecto oriental, me pidieron un viaje a lo cual accedí, nos pusimos en trance durante algunas horas y después de la meditación, él se me acercó y me dijo en perfecto español Gracias, he visto mi muerte en este viaje, me escribió una nota y encima me dejó algunos dólares en la mesa”.

Mick Jagger, Bob Dylan, Peter Townshend y Jim Morrison

De The Rolling Stones a The Who y de Dylan a The Doors. De estas cuatro personalidades de la música no se tiene ni un solo dato o información verídica de su visita a Oaxaca para consumir hongos, mucho menos de haber estado con María Sabina. Sin embargo, la leyenda se argumenta, de boca en boca, gracias a los mitos que se han hecho saber en el pueblo de Huautla sobre personajes muy parecidos a los mencionados que entre los años 1968 y 1971 el boom del consumo de hongos se les vio merodear por la zona. 

 Jacobo Grinberg Zylberbaum

En su libro los chamanes de mexico, el psicólogo mexicano Jacobo Grinberg Zylberbaum nos relata sus experiencias por México de la mano de los hombres y mujeres de conocimiento. Entre estos relatos se encuentra el de su visita María Sabina que, aunque no fue agradable sino más bien “terrible”, al respecto escribió: “Tardé varios años en entender apreciar mi experiencia. María Sabina me había mostrado uno de mis refugios emocionales, mi incapacidad para vivir en el presente y mi tendencia a huir de la realidad para guarecerme en mi zona de confort. Le agradezco mi terrible enseñanza”.

Infancia y primeras experiencias con los hongos

Ella de pequeña tenía una vida de recursos bajos, y lamentablemente no tuvo estudios académicos; Huautla de Jiménez se asienta sobre una loma larga y angosta, al borde de un hondo desfiladero, la rodea un imponente anfiteatro rocoso. En este ambiente nació María Sabina, un día que la iglesia católica dedica a la memoria de María Magdalena, por lo que también éste era su nombre: María Sabina Magdalena. Por haber nacido a los siete meses de gestación era muy pequeña y débil.

la primera vez que se cruzó con los hongos fue durante su niñez, María Presencio una seremonia en dónde intentaban sanar a uno de sus tíos con este hongo. Tiempo después, ella y su hermana María Ana, ayudaban a cuidar los chivos de sus abuelos. Una mañana, uno de los animales se alejó demasiado de los demás y María Sabina tuvo que buscarlo en las hondonadas de la sierra. Aquí descubrió los hongos. Como el alimento en su hogar era escaso, María Sabina comió algunos de los hongos para calmar su hambre. Todo esto sucedió cuando tenía alrededor de los siete años.

Alrrededor de los diez años, ella también salía con su azadón a trabajar en el campo. Esto era lo que más gustaba a María Sabina, el trabajo de campo, pues tenía a su alcance los hongos que pronto compartió con su hermana. Ambas niñas sentían los efectos alucinógenos de los hongos que las hacían reír, bailar, jugar, y por ende, llorar.

ÚLTIMOS DÍAS

En el chamanismo mazateco, los hongos no se utilizaban con el propósito de provocar éxtasis por el éxtasis mismo. Se empleaban para curar una enfermedad o resolver algún problema; el consumo estaba rodeado de fe y buena reverencia. Wasson el investigador de esta historia los sacó del misterio y, como dijimos, comenzó el aniquilamiento al perderse el secreto: disipación que se hizo masiva a partir de su uso “por moda”, como sucedió entre las comunidades hippies y los jóvenes de las clases adineradas de América que vieron en ello un nuevo entretenimiento. Cuando Wasson conoció a María Sabina, ella aún usaba una cuarta clase de hongo, que nombraba en mazateco como “Ya’nte”, y que crecía sobre la madera de un árbol muerto; Wasson lo identificó con el “Conocybe Siliginoides Heim”, especie que hoy se encuentra extinguida.

Al final de su vida María Sabina lamentó la pérdida definitiva del poder divino de los hongos.

“Desde el momento en que los extranjeros llegaron a buscar a Dios, los niños santos perdieron su pureza. Perdieron su fuerza, los descompusieron. De ahora en adelante ya no servirán.”

“Los niños santos hablaban por mí. Sabía el Lenguaje… De pronto me vi rodeada de extranjeros que vinieron a buscar a Dios: me robaron todo, hasta mis cantos, y fui a parar a la cárcel. “ 

“Me han enfermado. Estoy débil, me obligo para hablar. Estoy abandonada. Creo que estoy pagando las consecuencias. Cargo las enfermedades de todos los que curé. Ya casi ni duermo”

Para María Sabina, y en general para la comunidad mazateca, ninguno de los extraños que fueron tenía realmente por qué acudir a los honguitos, incluido Wasson. 

Lamentablemente Maria Sabina fallecio a causa de una tromboembolia pulmonar el día 22 de noviembre del año 1985, a la edad de 91 años. Fue guía de santos y profanos, no negándose jamás a nadie. 

TEMA FUNGI

  Psilocybe mexicana

Llamado en México como «el pajarito» Es conocido por sus características psicotrópicas, siendo usados tradicionalmente de manera ritual en América del Norte desde hace al menos 2.000 años. Era conocida dentro de la cultura azteca bajo el nombre de teonanácatl — palabra formada a partir del náhuatl teó(ti) (dios) y nanácatl (seta u hongo)— lo que sería traducible como «seta de dios», si bien en algunas ocasiones se interpreta como «carne de los dioses».

Psilocybe cubensis

También llamado como «el San Isidro». El Psilocybe cubensis es un hongo estercolero, coprófago y gregario, y sus esporas germinan en el estiércol de rumiantes vacunos y no vacunos en lugares soleados, y principalmente durante la época de lluvias, en octubre en Europa y de mayo a octubre en centroamérica durante la época lluviosa.

La combinación de la fermentación y la descomposición del estiércol con las lluvias y temperaturas elevadas hace que las esporas germinen y crezca el micelio, que luego produce setas.

Psilocybe caerulescens

Llamado también como el Desbarrancadero   es una especie de hongo psilosibio de la familia strophariaceae. Contiene los alcaloides triptaminicos psilocobina y psilocina. Se lo encuentra en Costa Rica, Trinidad, Estados Unidos y México. Ha sido utilizado como embriagante enteogenico por los mazatecos en el sur de México.

PSILOCOBINA:

La psilocibina (también conocida como 4-PO-DMT o 4-fosforiloxi-N,N-dimetiltriptamina) es un alcaloide profármaco del clásico compuesto alucinógeno: psilocina, responsable del efecto psicoactivo de ciertos hongos comestibles. Ambas sustancias son miembros de las clases de drogas del indol y la triptamina.

Información química

Datos:

  • Fórmula: C12H17N2O4P
  • Peso mol.: 284.25 g/mol
  • Densidad: 1.41 g/cm³
  • P. de fusión: 220—228 °C
  • P. de ebullición: 523.44 °C (974 °F)
  • Excreción: renal
  • Vías de admistracion: oral

PSILOCINA

La psilocina (4-hidroxi-N,N-dimetiltriptamina) es un alcaloide derivado de la psilocibina y encontrado en la mayor parte de los hongos psilocibios. Tiene propiedades enteógenas.

Datos:

  • Masa molecular    204.27 g/mol
  • Punto de fusión    173 – 176 °C
  • Fórmula química    C12H16N2O

BIBLIOGRAFIAS

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Psilocybe_cubensis
https://es.m.wikipedia.org/wiki/Psilocybe_caerulescens
http://revistadeculturapopular.blogspot.com/2016/03/maria-sabina.html?m=1
https://www.google.com/amp/s/masdemx.com/2016/04/16-legendarias-personalidades-visitaron-a-maria-sabina-en-mexico/%3famp
https://www.google.com/amp/s/inperfecto.com.mx/2019/10/01/los-ninos-santos-de-maria-sabina/amp/
https://es.m.wikipedia.org/wiki/Psilocybe_mexicana#:~:text=Psilocybe%20mexicana%2C%E2%80%8B%20llamada%20en,psilocibina%20y%20psilocina%2C%20en%201958.

www.casadelacultura.oaxaca.gob.mx

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Psilocibina
https://es.m.wikipedia.org/wiki/Psilocina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.