Zsuzsanna E.Budapest

Nací en Budapest el 30 de enero de 1940 una mañana en la que el terrible viento del norte azotaba la ciudad. Mi madre, Masika, que solo tenía veinticinco años, tuvo problemas en el parto, y le practicaron una cesárea. Era una famosa escultora, además de vidente y médium. Procedía de una familia de hechiceras expertas en hierbas, y su hermana continuó con la tradición familiar como farmacéutica.

La revolución húngara de 1956 cambió mi vida. Huí al oeste y estudie en Innsbruck y en Viena, y después en la universidad de Chicago. Me case y tuve dos hijos.

En Chicago estudié con Viola Spolin, pionera de la improvisación escénica, y luego prosegui mía estudios en la academia de arte dramático de New York.

En 1970 descubrí el movimiento de liberación de la mujer, que introdujo otro cambio en mi vida: me convertí en una mujer consciente. El feminismo me aporto tanto que decidí contribuir a la causa relacionándolo con la hechicería. Escribí el primer libro feminista de hechicería, The feminist book of ligths and shadows, que mas tarde se convirtió en “El poder magico de las mujers” y seguí profundizando en el tema en Grandmother of time y Grandmother moon, o aplicándolo en otras obras…

Esta es la forma en como se describe Zsuzsanna Budapest en 1993, la declaración es clara; ella es una hechicera, amante de la tierra, del feminismo y la diosa… Sin embargo, no se asume como partidaria de wicca y muy poco probable sería seguidora de Gardner (fundador de wica tradicional), algunas personas en la actualidad tienen la convicción de que Zsuzsanna, es fundadora de la wicca dianica, en realidad no es así, la rama dianica que promueve la autora es un reminiscencias de los cultos primitivos a la fecundidad y algunas prácticas modernas de brujería y evolución del respeto a las mujeres.

Quizás quieras leer sobre Wicca Dianica

Zsuzsana no considera que sus practicas sean wicca; la forma de hacer rituales, su devoción y practicas son distintas a la rigidez que Wica tradicional llega a exigir.

La forma de adoración a una diosa femenina es lo que verdaderamente importante para las practicas dianicas e incluso algunos de los conventículos prefieren no tener la figura masculina dentro se su mitología devocional: eso es una de las razones más importantes por las que la rama dianica no entra dentro de la mística de wica; los dos cultos tienen cosas en común pero son independientes el uno del otro. El movimiento Dianico tiene un lugar importante en el siglo XXI para todas las mujeres que quieren descubrir en su interior a la Diosa madre que llena de vida el mundo.

Zsuzsanna, un personaje clave en la actualidad, símbolo de poder y fuerza femenina, es sin duda una de las mujeres más reconocidas del mundo brujeril por su labor con círculos de mujeres.

Desde la noche tormentosa llega Z. Budapest, para permanecer en nuestras memorias y trasender en la historia como la primer bruja exaltada que el feminismo abrazó con amor en lugar de con fuego.

Deja un comentario

holayolo sun
A %d blogueros les gusta esto:
yop