Luna del Acebo

Llega el mes del Acebo y la luz de su luna nos recuerda que debemos brillas a través de la adversidad y buscar justicia. No hablamos de justicia individual, sino de una justicia mayor.

Ahora estamos en la mitad oscura del año, y las persistentes y alegres bayas verdes y rojas del acebo nos recuerdan en invierno que la primavera volverá; que, a través de la adversidad y los desafíos, hay esperanza y justicia.

Aunque el camino puede no ser fácil y requerir retirarse y reagruparse, finalmente debemos persistir como el acebo. Este ciclo perpetuo se refleja en la tradición de los Reyes Roble y Acebo, ya que cando el Rey Acebo pierde la batalla en el solsticio de invierno, dando paso al reinado del rey Roble y a la mitad luminosa del año, no es una derrota total. El rey Acebo, como nosotros, debe descansar y luego volver a triunfar.

Medita con el Acebo a la Luna

Colócate bajo la luna del Acebo sosteniendo una ramita de acebo, si es posible, y medita bajo a luz iluminadora de la luna sobre los pasos que debes seguir para superar los desafíos en tu propia vida.

Ritual con el Acebo

Has incrementado tu fuerza a lo largo del mes del roble y ahora puedes ponerla a prueba, al igual que tu valor. El acebo holly_tinne se corresponde con la letra ogham tinne (shinyuh) que evoca la fuerza ganada a través de un reto. Antiguamente, la madera de acebo se endurecía al fuego y se utilizaba para las lanzas. Se decía que, al calentarlo, el acebo se volvía tan fuerte como el acero. Si quieres salir más fuerte cada día de los retos y superarlos, pide la ayuda del espíritu del acebo. Mientras contemplas la llama de la vela, siente cómo te llena. Te bendice con la capacidad de enfrentarte con discernimiento y fuerza a cualquier desafío que surja en tu camino. Puedes superarlo todo y saldrás más fuerte que antes.

Reúne unas hojas u otro símbolo del acebo y una vela verde. Graba el símbolo tinne/acebo en la vela y enciéndela diciendo:

Te saludo, bendito acebo,
En nombre de la justicia, decreto
Que, por cada desafío que surja en mi camino,
El fuego templará mi espada play.

Deja una respuesta