Luna llena en Aries

La luna llena en Aries ilumina el cielo nocturno, destacando temas de pasión y coraje. Aries es el Arquetipo del guerrero y nos ayuda a mantenernos firmes y afirmanos.

Éste es un buen momento para el trabajo mágico de protección, definición de límites y canalización de la ira justa hacia el cambio necesario.

La magia de Aries es potente cuando necesitamos adoptar una postura. Aprovechar la energía de Aries reaviva nuestra chispa y nos da la motivación para hacer que algo suceda, y esta luna llena puede inspirarnos con el coraje de comenzar de nuevo. La luna llena de Aries es catalizador que nos anima a buscar lo que es importante para nosotros y puede ayudar a restaurar nuestra vitalidad.

La diosa irlandesa Macha es establecimiento de límites, la soberanía y el honor.

Macha, ayúdame a coger a mi guerrero interior, para que pueda saber cuando es el momento de ser feroz y defender lo que sé que es correcto.

Danielle Blackwood
Quizás quieras leer sobre: Macha, Freya, Morrigan, Pele

Ritual para activar la energía

Este ritual nos ayudará a limpiar todas las energías «pesadas» que nos rodean y a cargarnos de esa fuerza ariana que proveerá del impulso que buscamos.

En un lugar tranquilo -lo ideal es hacerlo por la noche para aprovechar al máximo la fuerza de la Luna- escribimos en un papel blanco todos los proyectos que buscamos concretar y, en especial, aquellos que desde hace tiempo queremos desarrollar pero se complican o traban.

Una vez que los hayamos anotado, doblamos el papel por la mitad. Colocamos una vela de color celeste sobre un plato, ponemos el pedido debajo y la prendemos. Durante unos minutos,hay que visualizar los proyectos y pedir que nos otorgue el orden, la disciplina y la voluntad para poderlos concretar. 

 Hechizo para la prosperidad

Para este ritual necesitamos una maceta pequeña, tierra, semillas (o un plantín que nos guste) y una cinta dorada.

Primero, nos concentramos bien en el pedido que queremos hacer, que debe estar conectado con la prosperidad, el éxito de algún proyecto que estemos iniciando (puede ser que ya lo estemos llevando a cabo) o con el bienestar en el trabajo que estamos haciendo.

Luego, rellenamos un tercio de la maceta con tierra. Allí colocamos la cinta dorada y un papel en el que hayamos escrito el pedido. Cubrimos con tierra nuevamente y tiramos las semillas o ponemos el plantín.

Como en todos los rituales, para terminar, debemos hacer una visualización de lo que pedimos. Finalmente, ubicamos la maceta en un lugar en el que tenga la luz y el aire necesarios para crecer bien, tal como lo hará el bienestar y la prosperidad por la que pedimos. 

Deja una respuesta